Cuando la Tierra tiembla

ninos-desamparados-43Desde el día 12 de este mes de enero, todos los países del Planeta están pendientes de la desafortunada Haití. La semana pasada mis compañeros, redactores de la revista, escribieron sobre la historia de la isla y de los desastres que allí están aconteciendo. Hace unos minutos comentaban en la TV, que apareció un bebé vivo, estuvo sepultado ocho días, también existen los milagros en medio del dolor, al igual que hay gente sin escrúpulos que se dedica a raptar niños, ¡ a saber para qué!.
Pero en la historia de la humanidad hubo otros terremotos con muchas víctimas. El primero del que se tienen noticias, según Wikipedia, sucedió en China en el año 1177 antes de Cristo. El que mas victimas produjo tuvo lugar en Egipto en 1201 de nuestra era, no sabemos su intensidad ya que no se conocían los sismógrafos, pero sí el número de víctimas aproximado, 1.100.000 vidas se perdieron, escritores del Mediterráneo y Oriente Medio se dedicaron a buscar datos, fue tan grande el desastre que ciudades enteras desaparecieron e incluso reinos.
lisboa-terremoto.jpg43El terremoto de Lisboa tuvo consecuencias incluso para España. Se produjo por la mañana el día de Todos los Santos del año 1755. Duró casi seis minutos, se abrieron grietas de cinco metros de anchura en la ciudad. La gente que sobrevivió se dirigió hacia los muelles, observaron que el agua retrocedía, pero al cabo de cuarenta minutos, tres enormes maremotos cubrieron el centro y el puerto subiendo por el Tajo. La ciudad quedó destruida porque lo que no estropeó el agua lo hizo el fuego.
Se calcula que murieron unas noventa mil personas, contando a los fallecidos en España. Desaparecieron documentos históricos de la época de Vasco de Gama, obras de arte e incluso edificios emblemáticos como el Hospital de Todos los Santos, en el que murieron abrasados todos los pacientes.
Se tardó un año en descombrar la ciudad. Tanto el monarca como su primer ministro, el Marques de Pombal, quisieron reconstruir la ciudad diseñando nuevos planos y grandes avenidas. Se cuenta que alguien cuestionó al Marqués la amplitud de las avenidas y que él le contestó que algún día se verían pequeñas.
Tampoco se pudo medir su fuerza con sismógrafos, aun no se conocían. No se pueden hacer comparaciones entre una catástrofe y otra. Lo que está aconteciendo en Haití nos tiene conmocionados, lo mismo sucedió con las consecuencias del Katrina. Las vidas se han perdido, los países aportan sus granitos de arena, que casi siempre no son bien gestionadas, para ayudar a los damnificados; incluso empezarán a levantar viviendas y ayudarán a esas criaturas que vagan perdidas por las calles expuestas a cualquier tipo de abuso, pero mucho me temo que al cabo de un tiempo, toda esta conmoción se vaya olvidando y Haití siga siendo el país con renta mas baja del continente americano. Ojalá me equivoque y se convierta en un país emergente, pero los humanos tenemos mala memoria. Las grandes tragedias naturales dejan tras de sí miles de víctimas, no se puede luchar contra ellas, pero hay otros grandes eventos en la historia de la humanidad que sí se pudieron evitar a lo largo de los siglos: Las guerras. Estos desastres han producido millones de víctimas, solo en la primera Guerra Mundial fueron ocho millones, en la Segunda sesenta millones; ¿Y que tienen que ver las guerras con Haití?; pues que ambos casos hubo y habrá seres desamparados que fueron y serán olvidados.
Buena semana.
Ángeles

Un comentario en “Cuando la Tierra tiembla

  • el 27/01/2010 a las 1:24 am
    Permalink

    Estupendo Ángeles, así damos una visión más completa del reportaje y la información más destacada de la semana.
    No está demás recordar que estas catástrofes también sucedian en el pasado y, en España.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: