Croissants de hojaldre

Estos Croissants caseros de hojaldre son facilísimos y rapidísimos de hacer. Elaborados con masa de hojaldre envasada. Este bollo es un clásico en la cocina francesa y se consume habitualmente en el desayuno o la merienda.

Ingredientes: 
Una lámina de hojaldre refrigerado
100 gr. de mantequilla
2 cucharadas de azúcar

Elaboración:
Sobre una superficie enharinada extendemos la masa de hojaldre fría. No hay que utilizar el rodillo para aplanar, se usa con el grosos que trae la masa.

Derretimos la mantequilla en el microondas unos segundos.
Cortamos la masa en triángulos alargados. La longitud que le demos a la base del triángulo será el tamaño del croissant.

Hacemos todos los cortes a la vez con la masa extendida y sin separar los triángulos de momento porque así se facilita el paso siguiente.

Pintamos por encima todos los triángulos con mantequilla derretida. Espolvoreamos con azúcar.

Enrollamos  desde la parte ancha hacia el pico sin hacer mucha fuerza, y les vamos dando forma. Si queremos redondeados metemos las puntas hacia dentro.

Precalentamos el horno a 200º C.

Volvemos a pintar de nuevo con mantequilla derretida por encima.

A continuación los colocamos sobre papel vegetal en una bandeja de horno.

Introducimos la bandeja en la parte media del horno y con calor arriba y abajo.

Horneamos entre 10 y 15 minutos dependiendo del horno, hasta que adquieran un color dorado.

Nota:
Para hacer croissants rellenos al enrollarlos podemos colocar en el centro una onza de chocolate, o una cucharadita de mermelada si los queréis para una merienda.

Texto y fotos:
Raquel