Crisis económica

crisis_economicaToda organización humana se basa en tres poderes o pilares que la sostiene. El poder de la creencia o filosofía de pertenencia a ese país y a esa forma de entender la moral de ese pueblo que les une e identifica, apoyando esa forma de vida.
El poder financiero que sostiene esa sociedad y les permite desarrollarse como seres humanos con una cierta libertad en el respeto a las normas morales con las que quiere vivir esa sociedad, distribuyendo de una forma equitativa los beneficios conforme a la calidad y cantidad del trabajo desarrollado por cada uno de los miembros de esa sociedad.
El poder ejecutivo y fuerzas del orden que aseguran y garantizan que esas normas se cumplan
Si estos tres pilares se mantienen firmes, ninguna sociedad se desmorona.
Veamos que ocurre con las tres grandes potencias en el mundo actual, comparadas con Europa.
EEUU, con 302 millones de habitantes, orgullosos de pertenecer a ese conjunto de Estados, eso no se discute, todo el mundo lleva la mano al corazón y porta banderas como sentimiento patriótico cuando suena su himno nacional, sostenidos por un capitalismo y competencia feroz, donde la moral no importa o se ha perdido, con tal de que tengas dinero, aunque sea de procedencia ilícita.
Todo eso sostiene una estructura militar que les permite en momentos de agobio recurrir a robos a países más débiles y que tienen recursos naturales propios, que ellos precisan para el desarrollo de su industria y su economía. Se deshacen del armamento viejo que cobran a buen precio con lo que les sacan y ponen nuevamente en marcha la industria armamentista, dando empleo a su población.
Rusia, con 143 millones de habitantes es el país más grande del planeta, ya no mantiene una filosofía de frente común de país único, eso amenaza su desmoronamiento.
Se sostiene por el poder de las armas y una dictadura férrea. La idea de la productividad la tienen poco desarrollada debido al retraso que tienen en la creación de un estado de bienestar social y más preocupados por la línea de armamento, pero sin una idea clara de la estrategia a seguir.
China, con 1314 millones de habitantes es la gran potencia emergente, el gigante asiático ya sabe a donde va, apoyado por un armamento y un ejercito que no duda cuando recibe órdenes de sus superiores que tienen claro que tipo de país quieren; no permitiendo ningún otro estado dentro de su estado que no sea el chino, ni siquiera de carácter religioso. La idea de globalización la han vendido muy bien al capital americano donde sus empresas multinacionales con ánimo de más lucro han situado sus empresas allí, proporcionando trabajo a 1.314 millones de chinos, donde 3oo millones tienen lo de la totalidad, viéndose de este modo obligados a realizar trabajos de muchas horas, por unos salarios ridículos pero que les permiten cubrir sus necesidades básicas. Fabrican los productos a bajo coste que después venden en mercados internacionales que pagan, obteniendo unos beneficios muy sabrosos. Inunda los mercados con sus productos en estos países enviando su gente, montándoles negocios que controlan y el pueblo chino trabaja como un chino para el capital, pero al menos come, cosa que antes no podía hacer.
Europa, con 731 millones de habitantes, es un gallinero donde cada un de los estados miembros trata de quedarse con un pedazo de la tarta de otro estado, pero sin una idea clara ni filosofía de Estados Europeos Unidos. No tiene idea de país único, ni sentimiento nacionalista y unos estados desconfían de los otros, siendo la forma de entenderse una barrera infranqueable a la hora de general un sentimiento único de Estado, con un lenguaje directo que desarrolle la mutua confianza. No hay un estado central que desde allí piense y marque los objetivos y estrategias a seguir para esta población que bien organizada, bien dirigida y con preparación podría conseguir cualquier cosa.
Si no hay idea filosófica sobre lo que se quiere construir, los poderes del capital y militar no pueden funcionar y estos individuos serán manejados y explotados por sociedades más fuertes. Solamente puedes aplicar tus ideas si dispones de la fuerza para hacerlas respetar, sino será solamente un deseo de buenas intenciones, pero nada más. Serás un muñeco manejado por el poder militar del más fuerte, por eso aunque no se use es necesario mostrar un ejército potente, como poder disuasorio. Mientras Europa siga teniendo al lobo pastando entre los corderos, no podrá convertirse en lobo, ni crear las estrategias para defenderse de él. Podremos tener sociedades más justas, dar mayor oportunidad y bienestar a nuestros ciudadanos, para cuando le parezca al lobo, robarnos la economía que nos sostiene con un entramado financiero y decir que son inocentes, que no han hecho nada. Hunden nuestra moneda, arruinan nuestras empresas y con nuestro dinero ya pueden comprar a precios de saldo las empresas que les interesan y pagar las guerras y robos que realizan en otros países, todo a nuestra costa.
O te haces lobo o eres devorado por él.
Sería una buena estrategia llegar a un acuerdo entre todos los países miembros a expresarse y presentar los proyectos en Europa en un lenguaje único, el Inglés”. Daríamos al león un triunfo y un caramelo momentáneo, haciéndoles ver que Europa se acerca a ellos y pueden entenderse directamente en su idioma en todas las discusiones en la sede central del gobierno Europeo, pero manteniendo lógicamente la forma de hablar de cada pueblo. Conseguiríamos de este modo generar la confianza entre los estados miembros en un lenguaje directo y sin recelos, donde las intenciones se muestren cara a cara, generando un sentimiento y orgullo europeo a través de filosofías como “Honestidad”, “Investigación” “Estudio” “Trabajo” “Dignidad” “Respeto” “Tolerancia”.
Conseguir que el pueblo europeo crea en sus líderes y la idea se mantenga viva, arropada por el capital y las instituciones al servicio de esa moral con la que el pueblo europeo quiere vivir. Crear un ejército europeo propio capaz de defender los intereses de Europa frente a otras potencias, interviniendo en los conflictos internos de los países, obligando a las partes a sentarse a negociar. Europa tiene que llegar a acuerdos globales y hacer que esas decisiones meditadas y aceptadas como correctas tengan que cumplirse.
Apoyar a los estados iberoamericanos que tienen recursos propios y desconfían de los EEUU, ofreciéndoles ayuda sincera para que puedan superar sus problemas a cambio de un intercambio de bienes y servicios. Marcar estrategias para hacerse con las necesarias materias primas que permitan la evolución y el desarrollo de sus investigadores. Incrementar los apoyos de IxDxI, premiando los objetivos logrados y los avances tecnológicos conseguidos. Crear competencias en sus universidades para que estas se mantengan vivas, siempre orientadas por el que demuestre saber más y tener más preparación y experiencia, pero nunca concediendo puestos vitalicios a perpetuidad ya que esto genera indolencia y abandono.

Ceneme

A %d blogueros les gusta esto: