Control postural y hábitos posturales

Debemos comprender la importancia de mantener unos hábitos posturales correctos para prevenir el dolor de espalda y articulaciones. La columna y las articulaciones sufren cuando nos mantenemos mucho tiempo en la misma posición, cuando las posturas adoptadas aumentan la curvatura fisiológica de nuestra columna, cuando realizamos esfuerzos (grandes o pequeños repetidamente), cuando mantenemos una postura forzada o realizamos movimientos bruscos.

Una buena postura es fundamental para una buena salud. Es fácil reconocer una postura incorrecta en los demás, pero no tan sencillo verlo, sentirlo y corregirlo en nosotros mismos. Para ello debemos analizar nuestro cuerpo, identificar nuestros vicios y trabajar para corregirlos.

  • ¿Por qué es importante una postura correcta?

 

  1. Nos ayuda a mantener los huesos y las articulaciones bien alineados disminuyendo el exceso de peso sobre las articulaciones que podría tener como resultado artritis degenerativa y dolor articular.
  2. Reduce la tensión en ligamentos que mantienen las vértebras juntas, reduciendo la probabilidad de hernia
  3. Permite a los músculos trabajar más eficientemente, al cuerpo utilizar menos energía y, por lo tanto, prevenir la fatiga muscular.

 

  • Consecuencias de una postura incorrecta:

Una postura incorrecta puede llevar a un esfuerzo excesivo de los músculos posturales cuando se mantienen en ciertas posiciones por espacio prolongado de tiempo. Por ejemplo, en personas que están dobladas hacia adelante por la cintura durante un tiempo prolongado, los músculos posturales están más predispuestos a dañarse y sufrir dolor lumbar.

  • ¿Cómo sentarse correctamente?

1. Mantén los pies en el suelo o en un reposapiés, si no llegas al suelo.

2. No cruces las piernas. Los tobillos deben estar por delante de las rodillas.

3. Las rodillas deben estar al mismo ancho que las caderas.

4. Relaja los hombros y mantén los antebrazos paralelos al suelo.

5. Evita sentarte en la misma posición durante espacios prolongados de tiempo.



  • ¿Cuál es la posición correcta para estar de pie?

1. Apoya tu peso principalmente en las plantas de los pies.

2. Mantén las rodillas levemente dobladas.

3. Mantén los pies separados tanto como la anchura de las caderas.

4. Deja que tus brazos cuelguen naturalmente hacia abajo a ambos lados del cuerpo.

5. Permanece de pie con los hombros echados hacia atrás.

6. Mantén la cabeza nivelada, los lóbulos de las orejas deben estar alineados con los hombros. No debes empujar la cabeza hacia adelante ni hacia atrás, ni hacia los lados.


  • ¿Cuál es la posición apropiada para tumbarse?

1. Encuentra el colchón adecuado para ti. Aunque se recomienda uno firme, algunas personas encuentran que los más blandos reducen su dolor lumbar.

2. Duerme con una almohada.

3. Evita dormir boca abajo.

4. Dormir de lado o boca arriba es a menudo útil para el dolor lumbar.

  • ¿Puedo corregir mi postura incorrecta?

Por supuesto. Sin embargo, que los problemas posturales antiguos tardarán más tiempo en corregirse que los más recientes, puesto que las articulaciones y los músculos se han adaptado a su antigua postura incorrecta. El conocimiento de tu postura te ayudará a ser consciente de lo que se debe corregir. Con mucha práctica, la postura correcta para estar de pie, sentarse, y tumbarse reemplazará gradualmente a la postura incorrecta, lo que te ayudará a cambiar hacia una mejor y más saludable posición del cuerpo.

Sara Pérez Ramilo. Profesora de gimnasia y aeróbic.

Fuente: terapia ocupacional, fisioterapia, www.quiropracticarodermans.com/ergonomia.

A %d blogueros les gusta esto: