Como distribuir correctamente los alimentos en el frigorífico

La distribución correcta de los alimentos crudos y cocinados en el frigorífico, nos permitirá aumentar la conservación y duración de los alimentos.

Quizá sea por la inercia, o simplemente porque pocas veces nos hemos molestado en hacerlo correctamente, lo cierto es que, muchos llevamos toda la vida colocando mal los alimentos en el frigorífico.

Es más sencillo de lo que pensamos, y en cuanto uno se interese por conocer el orden correcto de los alimentos en la nevera, pronto se convertirá en un hábito.

La temperatura ideal del frigorífico para conservar los alimentos sería de 4 ºC (en algunas fuentes citan hasta los 6ºC). En cuanto al congelador, la temperatura ideal sería de -18ºC.

Una de las reglas básicas para colocar cada cosa en su sitio correcto, es separar los alimentos que se deben cocinar, de los que ya están listos para su consumo.

Se aconseja  colocar los alimentos ,como las carnes y los pescados crudos, en las zonas más bajas de la nevera (son más frías)

 

 

 

También en  estantes superiores colocaremos los quesos curados,  pasteles y los ahumados.

En las baldas ubicadas en la parte media de la nevera, deben ir los productos lácteos y los alimentos cocinados o semi-elaborados.

pescado congelado

 

 

En estantes inferiores es aconsejable poner alimentos crudos y perecederos, los productos en descongelación y que han de estar en envases cerrados.

 

Frutas

 

En cajones de la parte baja del frigorífico se recomienda conservar las frutas, las verduras , ensaladas, etc.  Y en la  parte inferior de la nevera, la más cercana al congelador, las carnes y los pescados frescos. Es la zona más fría

 

 

En la puerta de la nevera se aconseja guardar ,en el compartimento de la parte superior que suele ir cerrado por una cubierta de plástico, la mantequilla, la margarina y la mermelada. En los de la parte media, se recomienda guardar las conservas de larga duración, los aderezos y las salsas. Y en la parte baja las botellas de agua, leche y otras bebidas. Es una zona donde la temperatura cambia porque abrimos y cerramos la puerta del frigorífico

 

 

huevos

 

Los huevos: mejor conservarlos en el recipiente en el que se han comprado, y en la parte media del frigorífico. Justo al fondo, para evitar los cambios de temperatura. Otra forma de  clasificar los alimentos, tanto dentro del frigorífico como del congelador, es la pura lógica: “el primero en entrar debe ser el primero en salir”. Es decir, ordenaremos los alimentos para consumir primero los más viejos, los que llevan más tiempo comprados.

 

También es aconsejable guardar las distancias de seguridad con las paredes del frigorífico. Así evitamos la suciedad, hielo o el goteo de los alimentos.

Los peores errores al colocar la compra en el frigorífico:

Llenarlo demasiado, porque no permite la buena circulación del aire. Es es importante no llenarlo completamente. Aunque tampoco debe estar medio vacío , ya que puede llevar a provocar cambios bruscos de temperatura. Es importante separar los alimentos crudos de los cocinados, para evitar la contaminación cruzada.

No se debe meter en la nevera la comida caliente. Esto hace que el frigorífico tenga que consumir más energía. Lo aconsejable es esperar a que se enfríen esos alimento , y luego al frigorífico.

Texto :

Raquel

A %d blogueros les gusta esto: