Cómo defenderse de timos y timadores

Ayer, en un programa de la radio, estuve escuchando los interesantes consejos de un representante de la Oficina de Información al Consumidor. Por ello quiero compartirlo con vosotros lectores y lectoras, que dirían ahora los modernos.
Ante los timadores del gas y el cambio de gomas
El tema giraba en torno a lo que debemos hacer cuando nos aparecen esos “misteriosos técnicos del gas”, que nos dicen que van a revisar las bombonas. Los “hombres de azul”, como les llamo yo, que nos auguran mil siniestros si no les dejamos cambiarnos las gomas de la bombona y otras cositas. Otro tanto sucede con otros , “supuestos comerciales”, que nos vienen a contarnos lo bueno que es cambiar de compañía eléctrica, para ahorrarnos dinero, cosa que no es cierta.

Entre esta pléyade de “técnicos”, se esconden los estafadores que hacen su agosto.
Pero, ¿cómo detectarlos? Ya saben, siempre nos queda la duda del por si acaso y si tal vez eran los auténticos. Para disipar estas dudas, ahí van los acertados consejos del responsable de la Ocu:
1- La compañía del gas, SIEMPRE, avisa por teléfono o por carta, hasta con un mes de antelación, de la visita del técnico. Si no tenemos aviso, no abrir.
2- Tenemos obligación de cambiar las gomas de la bombona del gas cada 5 años, no antes.
3- Cuando nos llega un supuesto técnico del gas, o de lo que sea y hemos abierto la puerta, pidámosle el dni antes de nada y hacerle una foto con el teléfono a dicho dni . Así es más fácil, para la policía , detectar al estafador. Si no es de ley seguro que no nos lo quiere dar.
4- Preguntar, antes de nada, cuánto cuesta esa revisión del gas y comunicarle que no le pagaremos en efectivo. Y esto sí es muy importante saberlo, porque la compañía del gas NO COBRA NUNCA EN EFECTIVO, ya que lo pasa a los recibos que tenemos domiciliados. La empresa del gas siempre cobra por banco. Así que si nos pide dinero en efectivo, ya tenemos otro dato de que nos quieren estafar.
Espero que con estos sencillos y claros consejos, nadie se llame a engaño y podamos respirar un poco de tanto pillo y timador.

Texto- AG

5 comentarios sobre “Cómo defenderse de timos y timadores

  • el 27 de abril, 2017 a las 14:05
    Permalink

    Gracias por difundir estos buenos consejos. Ahora que no olvidemos recordarlos.

  • el 27 de abril, 2017 a las 17:04
    Permalink

    Hace poco tiempo, recibí una carta para avisarme

  • el 27 de abril, 2017 a las 17:07
    Permalink

    Recibí una carta para hacer la revisión quinquenal. Bueno, pues a mí me cobraron en efectivo.
    Eso sí, avisan antes por escrito.
    Gloria.

  • el 27 de abril, 2017 a las 18:02
    Permalink

    y ¿Que hacemos con los “supuestos Comerciales”? Esos llegan a la hora de comer,
    te exigen que les enseñes una factura, casi no te dejan pensar ni respirar, disponen de tu tiempo, y te llaman tonta porque malgastas tu dinero. Yo lo tengo claro de no abrir la puerta, aunque regresan al día siguiente, pero no siempre estás alerta y te descuidas pensando en que puede ser un vecino.Repito ¿qué hacemos?, pues algunos, no todos, se atreven a bajar la escalera de malos modos por que no les has querido escuchar.

  • el 1 de mayo, 2017 a las 23:32
    Permalink

    Sí, lo de los comerciales es una cruz que también he sufrido. La solución rápida es no abrir la puerta. Otra, es cortar rápidamente con un no me interesa y cerrar puerta. Otra decirles que tu familiar trabaja en la misma empresa y que ya se encargó él. Enfin, pongamos el ingenio en marcha y busquemos artimañas, como ellos.

Comentarios cerrados.