Coliflor con cigalas y bechamel

La coliflor gratinada con bechamel al horno, es una buena forma de añadir esta verdura a nuestra dieta. El gratinado de bechamel y el queso nos aportaran unas pocas de calorías, pero ganaremos mucho en sabor ya que esta verdura combina muy bien con esta salsa y no por ello perderá sus propiedades.

Ingredientes:
1 Coliflor
6  Cigalas peladas
3 Dientes de ajo
Aceite de oliva virgen

Para la bechamel:
3 cucharadas de aceite
3 cucharadas de harina
600 ml de leche
2 yemas de huevo
Sal
Pimienta
Nuez moscada
Una cuña de queso parmesano para rallar

Elaboración:
Cocemos la coliflor troceada en ramilletes en agua con un chorro de vinagre y sal durante 10 minutos.

Mientras vamos preparando la bechamel.

Ponemos aceite en una cazuela y calentamos a fuego suave. Añadimos la harina y dejamos que se cocine 2 – 3 minutos para eliminar el sabor a crudo.

A continuación vamos agregando la leche tibia, poco a poco, removiendo hasta que se haya integrado todo. Salpimentamos y dejamos cocinar sobre unos 10 minutos, mientras seguimos removiendo.

Cuando esté hecha le añadimos las yemas de huevo y el queso rallado (reservamos un poco de queso para echar por encima cuando gratinenos). Nos quedará una salsa más bien líquida

Cuando tengamos la coliflor cocida, la escurrimos bien y la salteamos en una sartén con un poco de aceite, ajo picado y las cigalas peladas y troceadas.

A continuación, la ponemos en una fuente de horno.

Cubrimos la coliflor con la salsa y el resto del queso por encima. Gratinamos unos 10 minutos a 250ºC.

Servimos. ¡Que os aproveche!

Texto y fotos:

Raquel

A %d blogueros les gusta esto: