Coliflor a la castellana

La coliflor por su bajo contenido en sal y grasas hace que esta hortaliza sea ideal para hipertensos y personas a dieta.

El principal componente de la coliflor es el agua, lo que, acompañado del bajo contenido que presenta tanto de hidratos de carbono y proteínas como de grasas, la convierte en un alimento de escaso aporte calórico. Se considera buena fuente de fibra, así como de vitamins y minerales. En relación con las vitaminas destaca la presencia de vitamina C, folatos y vitamina B6. También contiene otras vitaminas del grupo B, como la B1, B2 y B3, pero en menores cantidades.
La vitamina C tiene acción antioxidante, interviene en la formación de colágeno, huesos, dientes y glóbulos rojos, además de favorecer la absorción del hierro de los alimentos y mejorar las defensas frente a las infecciones.

Los folatos participan en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis de material genético y en la formación de anticuerpos del sistema inmunológico. La vitamina B1 actúa en el metabolismo de los hidratos de carbono. Por ello, los requerimientos de esta vitamina dependen, en parte, del contenido en hidratos de carbono de la dieta diaria. Su deficiencia se puede relacionar con alteraciones neurológicas o psíquicas (cansancio, pérdida de concentración, irritabilidad o depresión).

La vitanina B2 o roboflavina se relaciona con la producción de anticuerpos y de glóbulos rojos y ayuda en la producción de energía y en el mantenimiento del tejido epitelial de las mucosas.

La vitamina B3 o niacina colabora en el funcionamiento de los sistemas digestivo y nervioso, el buen estado de la piel y en la conversión de los alimentos en energía, mientras que la B6 participa en el metabolismo celular y en el funcionamiento del sistema inmunológico.

Ingredientes:

  • 1 coliflor grande
  • 2 dientes ajo
  • 1 dl aceite de oliva extra virgen
  • 2 ramitas perejil
  • 50 ml vinagre de manzana
  • 4 rebanadas pan de molde
  • 1 cucharadita cominos machados
  • mantequilla para el pan
  • sal y pimienta

Preparación:

1.- Limpiar la coliflor, cortar en ramitos y lavarla. Cocer en agua hirviendo con sal de 15 a 20 minutos. Sacar con una espumadera, escurrir y reservar en una fuente de presentación.

2.- Pelar los ajos, desechar el germen y cortar en laminas. Lavar el perejil y picarlo finamente. Dorar ligeramente en un fondo de aceite caliente los ajos. Agregar el perejil, el vinagre y apartar del fuego.

3.- Precalentar el horno a 200º. Estirar las rebanadas de pan de molde y corarlas en triángulos. Pincelar las rebanadas de pan con la mantequilla ligeramente fundida, espolvorear con los cominos machados y hornear hasta que estén doradas. Servir la coliflor con la vinagreta y los panecillos de cominos.

Raquel

A %d blogueros les gusta esto: