Cogiendo el ritmo al Camino y animados.

03-la-bodega-del-caminoTercera etapa. Como todos los días, y esto va a ser habitual para el resto del camino, nos levantamos pronto, como todos, 05-30 h / 06,00 h. Hay que aprovechar el fresco de la madrugada.
Desayunamos fuerte, también para el resto de días, y a coger el ritmo.
Esta etapa ha sido un poco más tranquila, pero la ampolla de la planta del pie izquierdo empezaba a hacerse notar.
Atravesamos los pueblos de Mañeru, Cirauqui, Lorca, y llegamos a Villatuerta, y como las iglesias y ermitas estaban cerradas, por lo temprano, menos la Parroquia de Santa María de La Asunción, sellamos aquí, y también nos dirigimos al Ayuntamiento a poner el correspondiente sello. Ayuntamiento pequeño y muy tranquilo.
Y de Villatuerta nos dirigimos a Estella que estaba a 4 Km., que nos parecieron una eternidad, por el cansancio, ampolla, y yo que se porque más.
Primera cura en Urgencias de Estella, y por cierto, muy bien atendido, con mucha amabilidad y profesionalidad.
A partir de aquí, no me he vuelto a enterar de ninguna ampolla, ni rozadura. Estupendo, colosal.
Magnífico albergue, llamado Los amigos del Camino de santiagoCompramos las primeras viandas para hacernos un bocadillo en un supermercado Eroski que por cierto tiene una muy buena página sobre el Camino..
Esta etapa han sido de 30,75 Km.

Cuarta etapa. Nos levantamos con mucho ánimo, y que pudimos dormir algo más.
Nos despedimos de Estella y nos encaminamos hasta donde podríamos llegar.
originalPasamos por Ayequi, pequeño pueblecito, camino de Monasterio de Irache, y algo muy curioso, que al comienzo de una pequeña subida, aunque a decir verdad, todas las pequeñas subidas, parecen grandes subidas, una fábrica de vino de la zona, tenía un cartel que decía “Vino gratis para el peregrino”.
Y es cierto, un grifo disponible para el que quisiera coger un poco de vino y llevárselo en alguna botella que tuviese a mano. La verdad, nosotros, con el peso de la mochila, no nos paramos a coger vino. Suponía más peso, y no era necesario, pero muchos peregrinos si vevían, y cogían vino en botellas.
Pasamos Monasterio de Irache y llegamos a Azqueta, tomamos un café y continuamos hacia Villamayor de Monjardín, un pueblo típico de Navarra y acogedor.
Llegamos a Los Arcos, un pueblo tranquilo, con gente sencilla y en el Ayuntamiento sellamos. Gente amable y cordial.
Atravesamos Sansol y llegamos a Torres del Río.
Nos quedamos en el albergue La Pata la Oca. Buen albergue. Conocimos a un tio estupendo. Simpático, agradable, con una chispa fabulosa y enseguida congeniamos.
Es guardia civil en Alicante, natural de Guadalajara, y vivió durante muchos años en Vigo.
Lo pasamos genial. Hicimos unos selfis con italianas que había conocido en otras jornadas.
La pena es que no pudimos seguir juntos, ya que el había venido en bici y por tanto recorría más Km. que nosotros.
Pero estamos en contacto. Un crak y estupenda persona.
Hoy hemos hecho 33,96 Km.

2 comentarios en “Cogiendo el ritmo al Camino y animados.

  • el 05/08/2016 a las 10:38 am
    Permalink

    Os sigo compas. Voy haciendo la ruta, en apuntes, en mi libreta verde. En esa libreta voy apuntando los pueblos por donde estais pasando y las impresiones que contais tan bien. Es otra forma de hacer el Camino cuando no se puede de forma personal. ánimo y seguir contando porque lo haceis muy bien. Un abrazo “antiampollas”

  • el 05/08/2016 a las 9:21 pm
    Permalink

    Ánimo Anxo. Me alegro de que te solucionasen lo de la ampolla.
    Gloria.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: