Codillo de cerdo asado al horno con patatas

El codillo de cerdo tiene una carne jugosisima con muchísimo sabor; si queremos sorprender a nuestra familia con nuestro asado casero. El codillo de cerdo asado al horno con patatas es el ideal, pues en su elaboración se mezclan dos técnicas,  primero se cuece en olla a presión para que la carne quede tierna, y después se termina de elaborar en el horno para conseguir ese punto dorado y a la vez jugoso. Disfrutar de este delicioso plato, la carne queda muy jugosa, las patatas impregnadas con el aroma de las hierbas y el caldo de cocción le dan un sabor espectacular a este plato.

Ingredientes: (para la coccion del codillo)
3 Codillos de cerdo sin piel,
2 cebollas. Una para cocer el codillo y otra para hornearlo.
2 zanahorias                  ”                                        ”
1 ramita de tomillo fresco.
1 hoja de laurel.
2 clavos de olor.

Ingredientes: (para el asado al horno)

3 patatas
4 dientes de ajos
Orégano.
50 ml de brandy.
50 ml de vino blanco.
1 sobre de azafrán
Aceite de oliva y sal.

Elaboración:
Pelamos una cebolla y la cortamos en cuatro trozos. Pelamos también la zanahoria y la cortamos en rodajas gruesas.

En una olla rápida echamos un poquito de aceite a fuego medio. Cuando esté el aceite caliente colocamos los codillos dentro y los sellamos por todas partes.

Sacamos los codillos y salteamos las verduras en la olla con un poquito de sal, hasta que se doren.

Volvemos a colocar en la olla los codillos, las hierbas aromáticas (romero, tomillo y laurel), los clavos de olor, un poco de pimienta y sal. Añadimos agua hasta que queden los codillos cubiertos y cerramos la olla.

Cocemos unos 30 minutos. Cuando haya transcurrido el tiempo, retiramos del fuego y dejamos que la presión salga sola poco a poco.

Pelamos la otra cebolla y la cortamos en juliana. Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas. Pelamos y cortamos la zanahoria. Pelamos y cortamos los ajos en láminas.

Pintamos una bandeja de horno con aceite de oliva, echamos un poco de sal y colocamos encima las rodajas de cebolla, la zanahoria, los ajos y las patatas en rodajas.

Mezclamos el brandy y el vino blanco con un sobre de azafrán y lo vertemos encima de las patatas.

Echamos un chorrito de aceite de oliva por encima y espolvoreamos con sal, pimienta y orégano.

Precalentamos el horno a 180ºC.

Colocamos los codillos encima de las patatas e introducimos la bandeja en el horno durante unos 30 minutos.

Mientras colamos el caldo en el que se a cocido el codillo (Reservamos 300 ml de caldo)

Pasado los 30 minutos, sacamos la bandeja del horno, le damos la vuelta a los codillos y los rehogamos con el caldo que habíamos reservado.

Introducimos de nuevo en el horno y seguimos horneando durante unos 30 minutos más o hasta que veáis que tanto el codillo como las patatas están dorados.

Texto y fotos:
Raquel

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.