Chipre, “cuando las barbas de tu vecino veas cortar…”

euros-volando (2)A la vista de los últimos acontecimientos; el corralito de Chipre, preferentes/subordinadas pequeños ahorradores convertidos en “accionistas bancarios”, (¡qué lujo, cuándo iban ellos  a soñar con ser banqueros!), ERES que se reparten entre “parados” que no están ni anotados en el INEM y la deuda española que sube y sube como si estuviera en el ascensor de un rascacielos de Dubái, pues la verdad, a una le preocupa el devenir que se le puede echar encima como si de una losa de granito se tratara.

Y no es que yo esté en edad de labrarme mi futuro estudiando o trabajando,  porque camino de los 64, más que labrarme el futuro tengo que recoger los frutos de lo sembrado. Pero aquí está el problema. Resulta que hay voces entendidas en economía, que sostienen que si un país tiene deudas, deben ser sus ciudadanos los que con una parte de sus ahorros, aporten el importe que necesita la nación para salir del hoyo en que se ha hundido.

Por otro lado, en los medios de comunicación hay periodistas especializados en economía que sostienen que no se puede solucionar problemas como los de las preferentes o similares con el dinero de todos los contribuyentes y un señor de nombre impronunciable dijo que el modelo de Chipre es un modelo a seguir para otros lugares. ¡Claro! que ante la escandalera que se armó el hombre se disculpó diciendo que no hablaba demasiado bien el inglés y no había querido decir eso…

¡¡¡ Pero a mí la verdad,  ya se me pusieron los pelos de punta y la carne de gallina!!!.

Así que no hago más que seguir en la radio, Tv, y cuantos diarios están a mi alcance, a los diferentes futurólogos que en estos medios vaticinan lo que se nos avecina. Pues resulta que el sábado pasado estaba yo viendo en la tele un programa de una cadena joven que tiene varias “columnas”, cuando  salieron tres reputados adivinos de esos que al menos a mí me parecen bien informados: El primero explicó muy claramente como se podía convencer a un ciudadano cualquiera de que si depositaba sus ahorros en determinados productos con nombres muy atrayentes,  podían sacarles un buen rendimiento. (Justamente lo que todos queremos hacer con esos dineros que hemos ido escatimándonos a nosotros mismos para “tener el día de mañana”).  Con lo cual meter meten el dinero, lo difícil es sacarlo. Además explicó que cuando un pequeño inversor que inocentemente pone su dinero en un producto del que como es lógico no sabe nada,  puede estar formando parte de un entramado que especula con algo tan sagrado como los alimentos.

sabio-preocupado (1)En cuanto al segundo sabio, pronosticó que a pesar de que durante este año las cosas parece que van a peor, el próximo año 2014 todo mejoraría y que el actual gobierno está llevando a cabo un inmejorable trabajo que nos llevará de nuevo a una época de bienestar.

Pero el tercero, que también es un reputado economista, no solamente lo pintó todo más negro, sino que vaticinó que es posible que tengamos que acudir al rescate, cosa que viene diciendo desde hace tiempo.

Yo, la verdad me empiezo a sentir frustrada; porque aquello que me habían enseñado mis padres y abuelos de que “hay que ahorrar en las épocas de bonanza para las malas épocas” hoy no lo veo claro, me da la impresión de que hice algo malo guardando unos ahorrillos.

Total, que como veo que a la que me descuide voy a tener que salvar al país con parte de mis economías  y no es que no sea yo patriota, que lo soy, pero no me veo yo como salvadora de la patria porque soy bastante cobardica y no tengo madera de heroína;  pues he decidido  que este verano voy a hacer dos viajecitos que están anunciados en el Centrosociocomunitario de Coia-Vigo y así si me pilla el corralito al menos eso… que habré disfrutado.

Gloria 

A %d blogueros les gusta esto: