Castañeta negra con sofrito de tomate y menta

La japuta se conoce también con el nombre de palometa negra, castañeta o zapatero. Pertenece a la familia de los Brámidos, dentro del orden de los Perciformes.

La palometa se encuentra en el mercado durante todo el año, aunque durante los meses de primavera su oferta disminuye.

Propiedades nutritivas

La palometa es un pescado semigraso que contiene 5 gramos de grasa por cada 100 gramos de porción comestible. Destaca su contenido en proteínas, superior al de gran parte de los pescados. Además, estas proteínas se catalogan como de alto valor biológico porque contienen todos los aminoácidos esenciales. La palometa también aporta diferentes vitaminas y minerales. Entre las vitaminas se encuentran algunas de las pertenecientes al grupo B como la B3 y la B12. Presenta un contenido medio de vitamina B3 si se compara con la cantidad que existe en otros pescados. Esta vitamina participa en el aprovechamiento de la energía que contienen los macronutrientes (hidratos de carbono, proteínas y grasas), así como en la producción de hormonas sexuales y en la síntesis de glucógeno (reserva de glucosa en el hígado y el músculo).

En la palometa, la vitamina B12 está presente en cantidades importantes. Supera a la que contienen los huevos y gran parte de las carnes, alimentos de origen animal, fuente natural exclusiva de esta vitamina. La vitamina B12 posee relevantes funciones, dado que su aporte adecuado es imprescindible para la maduración de los glóbulos rojos, la formación del material genético y el buen funcionamiento de las neuronas.

La palometa posee también vitaminas liposolubles como la A y la D, que se acumulan en su hígado y sus músculos. La vitamina A contribuye al mantenimiento, crecimiento y reparación de las mucosas, piel y otros tejidos del cuerpo. Además favorece la resistencia frente a las infecciones y es necesaria para el desarrollo del sistema nervioso y para la visión nocturna. También participa en el crecimiento óseo y en la producción de enzimas en el hígado y de hormonas sexuales y suprarrenales. Por otro lado, la vitamina D favorece la absorción del calcio, la acumulación de éste en los huesos y su nivel en la sangre.

En cuanto a la presencia de minerales, destacan sobre todo el magnesio, el potasio y el fósforo. El contenido en magnesio y fósforo es medio si se compara con el del resto de pescados, mientras que el potasio está presente en cantidades superiores a las existentes en la mayor parte de los pescados. Este mineral es necesario para el funcionamiento del sistema nervioso y para la actividad muscular. Además interviene en el equilibrio hídrico dentro y fuera de la célula.

Internet

Le pedimos al pescadero, si no nos queremos complica r la vida, que nos limpie el pescado y le quite la piel (para ellos es muy  fácil).

La cortamos en rodajas de 1,5 cm. De grosor aproximadamente, seguidamente la podemos adobar si lo preferimos o simplemente la reservamos en la nevera.

Ingredientes

1 Castañeta negra mediana

2 Tomates

Menta en rama

Aceite de oliva

1 Cebolla

Elaboración

Para hacer el sofrito de tomate y menta separamos las hojas de la menta del tallo y las picamos en paisana fina (cuadraditos pequeños),  picamos también la cebolla finita y la ponemos a rehogar en un cazo, añadimos la menta y seguimos rehogando todo junto. Mientras se pocha  la cebolla pelamos los tomates previamente escaldados y los picamos. Los incorporamos a la cebolla y menta y dejamos reducir hasta que quede parecido a una compota. Para terminar el sofrito, lo corregimos de aceite y si nos apetece le podemos añadir un poquito de vinagre de Módena

Marcamos en la sartén el pescado hasta obtener el punto deseado y lo acompañamos con el sofrito.

Raquel

A %d blogueros les gusta esto: