Caldereta extremeña.

La carne de ovino se clasifica según la edad del animal, al igual que ocurre con el ganado porcino o el vacuno, y recibe diferentes nombres:

Cordero lechal: Se refiere a animales de menos de 1 mes y medio de edad. La composición y características de la carne dependen fundamentalmente de la alimentación que reciben. Estos animales se alimentan fundamentalmente de leche y es en el mes de octubre cuando contiene la máxima cantidad de grasa. La carne de cordero lechal es muy fina y jugosa, algo menos nutritiva que los ejemplares de mayor edad.

Ternasco o recental: Es un animal de menos de 4 meses. Alrededor de los 45 días se produce el destete y el animal pasa a alimentarse con piensos compuestos, lo que provoca una pérdida de parte de su grasa inicial. La carne es menos tierna, más sabrosa y de color más rojo que la del cordero lechal. Sus propiedades nutricionales.

El cordero es uno de los animales que mayor porcentaje de grasa concentra en algunas de sus piezas, principalmente en forma de grasa saturada. En los ejemplares jóvenes, la mayor parte de grasa está alrededor de las vísceras y debajo de la piel, de forma que se puede retirar fácilmente. De esta forma, se reduce el aporte de grasa saturada, colesterol y calorías y se puede seguir disfrutando de esta deliciosa carne. Esto no ocurre en el caso del ovino mayor, porque gran parte de la grasa está dentro de las fibras musculares y no se puede eliminar. Sin embargo, existe una gran preferencia por la carne de animales jóvenes en nuestro país, en los que sí que es posible retirar la grasa visible. En cuanto a las proteínas, la carne de cordero supone una fuente importante de ellas y además su calidad es muy buena.

De sus vitaminas destacan las del grupo B, especialmente la B2 y la B12, y en menor medida, la B1 y la B3. La vitamina B2 o riboflavina, interviene en las defensas y en la producción de glóbulos rojos. La vitamina B12, que sólo se encuentra en alimentos de origen animal, participa en la formación de hemoglobina y su deficiencia puede provocar un tipo de anemia y alteraciones del sistema nervioso.

En cuanto a los minerales, la carne de cordero es buena fuente de hierro hemo, un tipo de hierro que se absorbe fácilmente. Este nutriente es necesario para la formación de hemoglobina y un aporte adecuado del mismo previene la anemia ferropénica. También destacan el aporte de fósforo, sodio y zinc. El fósforo, interviene en el sistema nervioso y en la actividad muscular, y el zinc, tiene acción antioxidante e interviene en el desarrollo de los órganos sexuales, el sentido del gusto y el olfato.

Extraído de internet

Ingredientes

700 gr de cordero o cabrito cortado en trozos

1cebolla

1 zanahoria

½ l de vino blanco

3 cucharadas de aceite de oliva

1 cucharada de pimentón dulce

1 hoja de laurel

1 cucharada de harina

½ l de caldo de carne

Perejil y sal

2 vasos de arroz

Agua, romero para decorar

Ingredientes para el majado

4 dientes de ajo

4 granos de pimienta

1 pimiento morrón

1 cucharada de aceite

Preparación:

Pela y pica finamente la cebolla y la zanahoria y resérvalas; a continuación pela los ajos.

Pon una cazuela en el fuego, calienta el aceite y sofríe los ajos enteros, retíralos y resérvalos.

En la misma cazuela, rehoga los trozos de cordero, la cebolla, la zanahoria y el laurel durante unos 5 minutos, o hasta que la carne esté dorada.

Espolvorea el pimentón, vierte el vino y remueve hasta que reduzca un poco.

Añade la harina y rehógala con la carne uno0s minutos; agrega el caldo de carne y cuécelo todo junto durante 30 minutos

Mientras tanto prepara el majado, para ello bate con una batidora de brazo los ajos  fritos reservados, la pimienta, el pimiento morrón (cortado en trocitos), una cucharada de aceite y un poco de jugo de la caldereta; añádelo a la cazuela y déjalo cocer 10 minutos más

Hierve el arroz en un poco de agua; escúrrelo y saltéalo en la sartén con un poco de aceite.

Sirve el cordero acompañado del arroz, la salsa y una ramita de romero.

Raquel

A %d blogueros les gusta esto: