Buñuelos de bacalao

raquel-mas-grande


La temporada de bacalao fresco va de otoño a primavera. Por lo general su presentación más habitual en el mercado es seco-salado
. Las propiedades del bacalao fresco y del salado o seco son muy diferentes, ya que estos últimos tienen más proteínas, lípidos y sodio.

La carne del bacalao es blanca y hojosa, lo que proporciona diversas formas de cocinarlo. Otra característica reseñable es que al salarlo no pierde sus propiedades, y cuando se procede a su desalación antes de cocinarlo las mantiene prácticamente intactas. Esta característica hizo que desplazara a otros salazones y pescados secos que se consumían tradicionalmente.

Algunos de los beneficios de comer bacalao son: Tiene pocas calorías ya que no contiene azúcar. Es ideal para diabéticos.

Tiene tantas proteínas como la carne, siendo óptimo para el crecimiento. Es rico en calcio para evitar osteoporosis.

Es rico en fósforo, necesario para el buen funcionamiento del cerebro.

Es pobre en hierro, evitando así ataques al corazón.

Tiene una cantidad de sal similar a la de la sangre.

Es rico en potasio, elemento muy necesario para la saludable contracción de los músculos y el corazón.

Es rico en vitaminas porque el bacalao se alimenta de plancton.

El plancton desempeña un papel importante en la alimentación de diversidad de peces. Los animales marinos mayores, como las ballenas, los tiburones gigantes y la raya diablo, lo utilizan como alimento.

Su alto contenido en proteínas ha provocado el estudio del mismo como posible fuente de alimento humano.

El bacalao es rico en iodo, absolutamente necesario para el buen funcionamiento de la glándula tiroides. Es muy rico en flúor, necesario para evitar cavidades dentarias.

Esta semana en la clase de cocina de los lunes Carmen preparó como primer plato unos riquisimos buñuelos de bacalao y como postre unas deliciosas tostadas de pan rebozadas en leche y huevo.

Ingredientes:
200 g.  Bacalao
1 Cebollino
4 Dientes de ajo
Perejil
200 g. harina
1 Sobre de levadura royal
2 huevos
Aceite

Elaboración:
Picamos el bacalao, el cebollino, el ajo, y el perejil,  lo metemos en un bol y lo mezclamos todo. Reservamos.
En otro bol ponemos la harina la levadura con un poquito de agua caliente y mezclamos  bien y por último le añadimos los huevos, batirlo bien  hasta que este todo mezclado. Dejamos reposar 10 minutos. Mezclamos el contenido de los dos boles.
Ponemos un cazo con abundante aceite y echamos cucharadas del tamaño que nos guste y freímos. Retiramos para una fuente con papel absorbente.

Truco:

Si compras bacalao desalado, aguantará  en el frigorífico lo mismo que el bacalao fresco, pudiéndose congelar de la misma forma que si fuera fresco.

Para-Raquel-Tostadas de pan.
Para prepararlas se deja el pan en remojo con leche aromatizada, se escurre, se pasa por harina y huevo y se fríe. Las tostadas se sirven espolvoreadas con azúcar y canela


Raquel


3 comentarios en “Buñuelos de bacalao

  • el 25/01/2010 a las 12:03 pm
    Permalink

    Raquel. muy interesante la descrpción que haces de las propiedades del bacalao, de este modo la gente ya sabe qué aportes le proporciona y por qué es beneficioso para la salud, aparte de lo bien que sabe. Ceneme

  • el 27/01/2010 a las 1:27 am
    Permalink

    Desde el Taller de Letrad del Centro Social de Teis, todo el grupo-18 personas-quedaron encantadas con la receta y tu articulo. Por cierto, dicen que estais invitadas a venir al taller con una bandejita de estos buñuelos para que sepamos, exactamente, si salen bien o no. Os esperamos

  • el 27/01/2010 a las 11:38 pm
    Permalink

    Doña Carmen, no dices si hay que cocer el bacalao para los buñuelos, contéstame por fa.
    Dime si puedo sustituirlo por Maruca que es más barato, gracias excelente cocinera.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: