Bianca una Ninfa albina

ninfaEsa que ustedes ven en la foto, es Bianca. Es una ninfa albina, a que es linda! verdad? se la regalaron a mi nieto con un mes, ahora ya tiene once. Hasta el año solamente come pienso, le gusta mucho el pan, cuando se porta bien mi nieto le da unas miguitas y le encantan.
La tiene en su habitación, a veces suelta, otras atada con una cadenita a una pata en la percha, a una barrita, no le gusta estar atada, aunque la cadena es larga y se puede mover con soltura un buen trozo. Cuando ve a alguien pía y te enseña con el pico la cadena y luego te mira para que la sueltes. Desde luego tiene una inteligencia nada común, con sus gestos y píos se hace entender a la perfección. Cuando es la hora que llega mi yerno, o mi nieto del colegio, ya empieza a piar como una desesperada y al oír la puerta de la calle ya no hay quien la pare hasta que van a buscarla, la bajan al comedor y como todos somos a hacerle carantoñas se lo pasa feliz, pues es un pájaro muy sociable, el único que pasa de ella es mi marido, pues bien, está obsesionada con él, en cuanto baja es al primero al que va, se pone en el respaldo del sofá, donde él está todo el día sentado o acostado y allí le suelta todo el repertorio de sonidos que tiene (que es muy amplio) nos preguntamos por qué será esta obsesión que tiene por él.
Le enseñaron a dar besos y como se pone en el hombro tuerces la cabeza y le pides un beso y con el pico te roza suavemente los labios, a veces incluso hace un pequeño sonido. Cuando enciendo el ordenador portátil, lo pongo encima de la mesa, si ella estaba suelta se subía al teclado y con el pico me levantaba las teclas, ahora como no le dejo está graciosísima, se pone a un lado del teclado y en cuanto me distraigo se sube y hecha a correr al otro extremo, vuelve otra vez y de nuevo se pone vigilante para hacer la misma operación.
El otro día hizo una cosa que me dejó sorprendida, por la noche la baja mi nieto y me la deja mientras se ducha yo estaba con un dolor de cabeza tremendo, se me puso en el hombro, me salieron unos quejidos por el dolor, se bajó al pecho, yo tenía la cabeza gacha y me dio un besó, yo pensé que fuera casualidad y esta vez lo hice adrede, me quejé y volvió a hacer lo mismo que antes, es asombroso que una cosa tan pequeña pueda tener esas reacciones y ser tan inteligente para actuar de esa manera
Por eso le recomiendo a ustedes, que si les gustaría tener una mascota, no lo piensen, pongan un pájaro en su vida, apenas da trabajo, no hay que sacarlo a pasear ni todos los inconvenientes que otros animales tienen, verá la alegría que le proporciona verlo revolotear por la casa, eso si, por favor no lo tengan prisionero en jaula, no se arrepentirán

ESTRELLA.

2 comentarios en “Bianca una Ninfa albina

  • el 14/07/2009 a las 10:51 am
    Permalink

    Bianca es tan preciosa como su historia. Siempre me sorprendes con tus bellos relatos mi querida Estrella. Ya sabes que te hacemos de plantilla en la revista. Y como no tienes precio, porque eres excepcional, no te pagamos nada pero te queremos sin límites. Alex. Besos especiales a Bianca. A mi hijo le encantó. Alex

  • el 19/07/2009 a las 12:02 am
    Permalink

    Y de las cagadas por la casa?????
    Y del incordio de volar por donde sea… y si se pone en la comida????….¡¡¡¡ugg!!!que asco…..un abrazo

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: