Besugo al horno

El besugo es el pescado rey de las navidades, muy cotizado en los mercados. Este pescado se captura en el Mediterraneo y en el Cantábrico, y su temporada abarca los meses de Octubre, Noviembre, Diciembre y Enero. Se diferencia de otras especies parecidas por una mancha negra, que aparece en la parte superior de las aletas torácicas.

Propiedades –  Calóricas – Vitaminas:
Es ligero y de fácil digestión, es un alimento ideal para niños, mujeres embarazadas y convalecientes. Se recomienda su consumo a personas obesas por su alto contenido proteínas y la poca grasa que aporta.
Su valor alimenticio es comparable al de la carne, con un 20% de proteínas, aporta un importante número de vitaminas en la dieta, entre ,las que destacan, calcio, hierro vitamina B, y B2, componentes que favorecen el buen funcionamiento del sistema nervioso, la asimilación correcta de los alimentos y el mantenimiento de los huesos y dientes.

besugoIngredientes:
1 Besugo de 1 3/4 ó 2 kg.
1  Vaso de aceite
2 Cebollas
2 Tomates
1 Pimiento rojo y verde
700 gr. de patatas
2 Dientes de ajo
1 Ramita de perejil
1 Limón
1 Vaso de vino blanco
Pan rallado
Sal
Azafrán

Elaboración:
Descamamos y limpiamos el besugo, le aplicamos dos o tres cortes transversales sin llegar a la espina. Reservamos.
Cortamos todos los vegetales; la cebolla y los pimientos en juliana, el tomate, el limón y las patatas en rodajas y picamos el ajo y el perejil.
Untamos una besuguera (mejor si es de barro) con aceite y hacemos un fondo  con la cebolla y el pimiento, ponemos el besugo y rodeamos con las rodajas del tomate y patata. Pasamos por un almirez el ajo, el perejil, la sal y el azafrán y untamos el besugo. Ponemos las rodajas de limón al besugo en los cortes realizados.
En el mismo almirez echamos el caldo de pescado y mojamos las patatas con los restos del ajo, perejil y azafrán. Hacemos lo mismo con el vino blanco.
Por ultimo rociamos el besugo con el resto del aceite y espolvoreamos la pieza con el pan rallado.
Llevamos al horno muy caliente, dejaremos que se haga durante 20 ó 30 minutos según del tipo de horno. Fuego fuerte los primeros 10 minutos y a temperatura más moderada el resto. Es conveniente que se riegue el besugo a menudo con el caldo que se va formando para que tome el sabor de las verduras.
Raquel

Nota
La frescura del besugo,  se conoce por el ligero olor a mar. También se ha de comprobar que las agallas sean rijas y los ojos brillantes, transparentes y saltones. La pérdida de brillo y transparencia en los ojos es un síntoma inequívoco de que no es fresco. La piel debe estar húmeda, con las escamas bien adheridas y el cuerpo rígido. En cuanto a sus posibilidades culinarias, admite bien los guisos, pero la calidad y finura de su carne –rosada cuando está crudo y blanca al recibir la acción del fuego- aconseja el uso de técnicas naturales, como el asado, el horno o la parrilla, y la compañía de aliños como el limón o un ligero sofrito de ajo en aceite de oliva. Por regla general, se cocina entero o abierto por la mitad y, pese a la costumbre, no se le deben practicar cortes en el lomo ya que facilitan la pérdida de jugos.

A %d blogueros les gusta esto: