Beethoven no caduca

Los grandes genios suelen ser muy engreídos y no sienten admiración por sus compañeros, incluso se critican. Este no es el caso que nos ocupa.
Albert Einstein (1879-1955), el padre de la teoría de la relatividad, era un gran aficionado a la música. En concreto, sentía una especial devoción por el compositor y pianista alemán Ludwig van Beethoven. Tanta que en una ocasión afirmó:” Antes de Beethoven se escribía música para regalar los oídos. Con él, se empezó a escribir música para la eternidad”.
Estoy de acuerdo con Einstein, el gran compositor alemán es y será un gran creador de belleza.
Información sacada de Hª y Vida.
Buena semana.
Ángeles

A %d blogueros les gusta esto: