Bailando sin barreras

Bailando sin barreras es una iniciativa que surgió en la academia de baile Studio 57 de Porriño.

Pedían voluntarios para participar en el proyecto y me presente.

Me llamaron un día para ir a una de las clases.

Allí me encontré con varias madres con sus niños con autismo.

La verdad es que no sabía que hacer.

Solo sonreía y me prestaba a lo que me decían que hiciera.

Una de las madres, es compañera en las clases de baile.

Me habló del proyecto y decidí hacerle una entrevista para publicarla en la revista, pues me parece muy interesante.

-¿Qué es Studio 57?

-Es una escuela de baile de Porriño, con gente muy empática y una joven directora con gran iniciativa.

-¿Cómo surgió la idea de “bailando sin barreras”?

-Hace algún tiempo que he decidido ser feliz.

Tengo dos hijos. Uno de ellos tiene autismo asociado a discapacidad intelectual severa.

Bailando sin barrerasSiempre me planteo qué nos hace felices.

En el caso de Iago, mi hijo, tengo que averiguarlo probando pues no se comunica verbalmente, aunque sí es muy expresivo y enseguida sabes si algo le gusta o no.

El baile es algo que enriquece y alegra a todas las personas.

Yo probé la experiencia y pensé que a mi hijo le gustaría, pero no existía la opción.

No puedes plantarte en una clase de adultos con un adolescente de 19 y una edad mental de 3 años, ni en una clase de chicos de 10-12 años con un chico que les dobla la edad y que necesita apoyos simplemente para estar allí…

O sí, pero te enfrentas a muchas complicaciones que podéis imaginaros y que no dan precisamente la felicidad.

Cómo hacerlo es la respuesta a una de las preguntas de una encuesta de la academia, donde dejé alguna pista para que dieran conmigo algún día si querían poner en marcha esa idea loca.

Una pregunta era… ¿Qué te gustaría que mejorásemos? La otra, ¿Qué crees que falta?

-¿Qué es bailando sin barreras?

-Es un proyecto piloto donde personas con discapacidad, aprenden la disciplina de baile.

-¿Cuáles son los objetivos?

-El objetivo de este proyecto es formar a personas con discapacidad la disciplina del baile, en el mismo entorno donde se forma todo el mundo y rodeados de personas sin discapacidad, que pueden ser voluntarios de la academia y/o familiares/acompañantes del alumno, según el deseo de las familias o la propia persona.

El objetivo final, será conseguir que estos alumnos puedan incorporarse a la rutina de clases de la academia, rodeados de sus iguales por edad y gustos.

-¿Cómo funcionó?

-Se inició en primavera y finalizó con el fin de curso de la escuela en junio.

La mayor dificultad fue juntar suficientes personas con discapacidad para que el proyecto fuera viable.

Las familias están tan sobrepasadas y es necesaria mucha voluntad para añadir otra actividad a las terapias a las que ya acuden normalmente.

Se inició a mitad del curso escolar y eso añadía que ya todo el mundo tiene su tiempo organizado.

A pesar de eso y gracias al empeño de Studio57 y a su generosidad se hizo realidad.

Bailando sin barrerasDudo mucho que este proyecto haya sido rentable si lo miramos en términos económicos solamente, por suerte, no ha sido así y pienso que se han valorado otros aspectos, como que todo el mundo merece una oportunidad y que esto es una semilla para el futuro.

-¿Cuáles fueron los resultados?

-Finalmente se organizaron no una, sino dos clases.

Cada una de ellas con un grupo muy reducido de alumnos y voluntarios.

Se adaptó una clase de bachata para alumnos con discapacidad intelectual y una clase de zumba para alumnos con movilidad reducida.

Aunque luego pudieron cambiarse por gustos musicales.

-¿Proyectos para el futuro?

-Es una incógnita para mí. No he hablado de esto con la directora de la Escuela, pero podría decir que sé que lo sacará adelante otro curso.

Espero que las familias se impliquen y participen. Y para ello espero poder conseguir apoyos externos.

La Asociación sin ánimo de lucro Familias Azuis nos apoya. Con ella hemos presentado nuestra candidatura a una acción solidaria de Cinfa, donde se premian los 50 proyectos más votados en su web.

Si conseguimos este premio, podemos retomar el proyecto y conseguir que las familias se animen.

Aceesca y Discamino, dos Asociaciones también sin ánimo de lucro, participan con alumnos dentro del curso piloto que esperemos puedan continuar el próximo curso.

-¿Qué beneficios proporciona el baile a los participantes?

-Los mismos que para todo el mundo. Pero el más importante de todos es que te hace sonreír.

Una madre que acude a clase con su hijo dice que es como una terapia pero para ella…

Mejoran mucho su memoria, pues enlazan movimientos, su ritmo.

A esto le puedes añadir conceptos básicos como contar o el uso de términos como derecha, izquierda, adelante, detrás, giro… Partes del cuerpo.

También beneficia a los voluntarios, siempre está bien ver la vida desde otra perspectiva.

-¿Cómo viven esto del baile?

-Yo te puedo contar lo que hace mi hijo, va por la calle expresando con gestos que va a clases de baile, levanta el brazo y lo mueve, se gira, lo cuenta así a todos sus conocidos y sonríe. Conoce gente nueva y esta gente conoce personas especiales.

-¿Cómo les afecta?

-No puedo contestar a esto por mi hijo, no sé cómo preguntárselo, pero en todo caso, todo lo que les pueda afectar en positivo.

-¿Cómo se financia esto?

-Las familias pagan la misma cuota de curso que el resto de bailarines, pero no creo que me engañe si digo que no es suficiente para financiar el curso debido a la necesidad de que sean grupos reducidos, por lo tanto, la academia Studio57 lleva un gran peso.

Del mismo modo, serían necesarios apoyos de profesionales especializados en discapacidad que actualmente no podemos pagar.

Eso sí, con la voluntad de los profes, los voluntarios y las familias lo estamos consiguiendo.

Conseguir financiación externa es algo en mente pero difícil de materializar.

-¿A dónde hay que dirigirse quien tenga interés en participar o colaborar?

-Para participar en las clases de baile como alumno, deben acudir a la academia Studio57 de O Porriño,  o contactar con su directora Isaura.

Para participar como voluntario, deben ser alumnos bailarines de la academia y anotarse en el banco de voluntarios.

Se puede apoyar el proyecto “Bailando Sin Barreras” presentado a través de Familias Azuis a la acción solidaria de Cinfa, pueden votar en la web: CINFA

-¿Se hizo esto anteriormente en otro sitio?

Bailando sin barreras

-Proyectos de baile en centros de educación especial seguro. Lo que hace único éste, es que el entorno es el mismo que el resto de los bailarines, rodeados de voluntarios-bailarines. Con esto se puede decir que es un proyecto inclusivo.

-¿Qué hace falta para que tenga continuidad?

-Que las familias se impliquen. Estos alumnos no van a ir ellos solos a la escuela de baile, necesitan alguien detrás que apueste por ellos y por esto.

-¿Los profesores son especialistas en esta clase de alumnos?

-No, ellos son profesores de baile, pero lo que queremos es precisamente normalidad.

Todos estamos aprendiendo de esta experiencia y como mejor se vive es limpio de hábitos que llevan a segregar.

Con esto no se excluyen a posibles profesionales externos de apoyo. Si tuviéramos alguna posibilidad de  financiación y valorásemos que ese fuera el destino por encima de otros posibles destinos como financiar la propia actividad para incentivar a las familias a participar, o el transporte a la escuela.

-¿Cómo ha sido la experiencia para ellos?

Bailando sin barreras-Desde mi punto de vista, yo creo que les ha cambiado como personas. Les ha hecho pensar y preguntarse cómo afrontar la situación particular de cada alumno, pues requiere una adaptación muy personalizada. Han buscado ayuda, han removido la sociedad.

Hasta aquí mis preguntas y las respuestas de una madre. Me parece muy interesante, como para que los lectores se impliquen en ello, al menos apoyando el proyecto. A veces, un pequeño gesto basta para que nuestro mundo mejore un poquito.

A mi personalmente esto de Bailando sin barreras me parece una buena noticia y estamos tan escasos de buenas noticias.

Para terminar el curso se organizó una fiesta con estos alumnos, sus padres, los profesores y los voluntarios.

Naturalmente acudí y me di cuenta que los organizadores habían preparado una fiesta. Estos chicos no se sometían a las reglas, a lo organizado, ellos hacían otra fiesta. Me sentí encantado por ello.

Lo maravilloso de la vida es que siempre podemos aprender si tenemos la capacidad suficiente para dejarnos asombrar por los acontecimientos.

Texto: Jesús Muñiz

Bailando sin barreras

12 comentarios sobre “Bailando sin barreras

  • el 4 de septiembre, 2019 a las 14:51
    Permalink

    Que fuerza da ver que hay gente que lucha por mejorar la vida de estos chicos, y que poco a poco se van consiguiendo grandes logros, por pequeños que parezcan.
    Espero que este proyecto pueda seguir adelante. Ánimo!

  • el 4 de septiembre, 2019 a las 15:04
    Permalink

    Me parece estupendo el proyecto por lo inclusivo que es, espero que continue y lo pueda disfrutar mas gente.

  • el 4 de septiembre, 2019 a las 15:04
    Permalink

    Vaya protecto tan fantastico!!! Sin duda han mejorado la vida de estas personas con autismo y otras dificultades y han marcado la diferencia en sus vidas aportando felicidad y aceptacion. Ojala mas clases sean posibles!! Toda la fuerza para los organizadores y para los fantasticos bailador@s!!!

  • el 4 de septiembre, 2019 a las 15:24
    Permalink

    ¡Maravilloso proyecto! Enhorabuena.
    Yo soy de la opinión de que las personas con discapacidad deben ser parte activa de la sociedad, no tener su mundo aparte. El mundo es mejor y más humano si participamos todos, cada uno con su capacidad. Basta de clases aparte, de deportes aparte, de música aparte… Sólo porque tienen algunas limitaciones.
    Seguid adelante; dais ejemplo con vuestro esfuerzo y vuestra actitud. Muchas suerte y muchas ganas de seguir. Os aplaudo.

  • el 4 de septiembre, 2019 a las 15:47
    Permalink

    Bailando sin barreras es una buena forma de relajarse, por qué el ejercicio ayuda y distrae la mente.

  • el 4 de septiembre, 2019 a las 16:18
    Permalink

    Gracias Jesús

  • el 4 de septiembre, 2019 a las 16:24
    Permalink

    Como madre de una adolescente con necesidades específicas ,me parece genial que esistan estas iniciativas y todo mi apoyo y enhorabuena a esa madre que ha tenido tan magnífica idea y la puesto en marcha. Por desgracia las personas con discapacidad y sobre todo cuando es intelectual parece que quedan apartadas de la sociedad y no sabe el mundo lo que se pierde, es muy enriquecedor.

  • el 4 de septiembre, 2019 a las 17:05
    Permalink

    Parabéns pola difusión. Paga a pena apoiala

  • el 4 de septiembre, 2019 a las 20:02
    Permalink

    Fantástica iniciativa!

  • el 4 de septiembre, 2019 a las 23:30
    Permalink

    Gracias a que existen personas como vosotros, capaces de comprometerse con ellos y hacerles más felices

  • el 5 de septiembre, 2019 a las 13:51
    Permalink

    No podemos solucionar todos los problemas del mundo pero si ser sensibles a ellos y colaborar. Gran proyecto

  • el 5 de septiembre, 2019 a las 15:58
    Permalink

    Merece la pena cualquier proyecto en el que te veas recompensado con una sonrisa

Comentarios cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: