Abuela enfadada con el Sr. Caballero, alcalde de Vigo

Como abuela estoy hoy muy indignada con el Sr. Caballero, nuestro alcalde. No siempre es así, en muchas ocasiones su gestión me parece buena.

Hoy como viguesa me quejo del deterioro y abandono de un parque infantíl situado en la C/ Quintela, muy proximo a la flamante Plaza de América.

Habitualmente hago uso, con mi nieto, de los actuales y bien dotados parques infantiles,  inaugurados  o reformados hace poco tiempo, en concreto el de la Plaza de la Independencia.
En esta época  de calor los parques están  saturados de niños y mayores. El de Independencia, con su carencia de árboles, resulta un poco asfixiante. Por ello decidí buscar otra alternativa en el barrio.
Alguien me habló de un pequeño parque, a pocos minutos, próximo a la calle Quintela con buena sombra.
Y allí fui, el parque es pequeño, pero pudiera ser agradable ya que tiene buen arbolado.
Un grupo de niños con sus respectivos monitores ponían jolgorio y diversión  con sus juegos programados.

Papeleras a rebosar, desde hace varios días, donde los niños juegan en el parque de la C/ Quintela

El parque es una infraestructura ya un poco anticuada en cuanto al diseño, nada que ver con los actuales de los que pueden sentirse orgullosos vigueses y alcalde. Parques que están en zonas muy transitadas y sirven de exhibición de esa ciudad, que dice él  reforma y actualiza para todos.

En el de la calle Quintela es humilde, no hay suelo de colores almohadillado, no hay vallas  que impida a los pequeños escapar  y evitar el sofocón de abuelos en su persecución, hay incluso algún escalón con aristas que puede suponer un riesgo en una caída. El mobiliario es un poco anticuado pero está bastante conservado, no hay fuente de agua.

Pero lo grave, lo inadmisible, lo intolerable es que en un parque infantil se acumulen montañas de basura desbordando las dos únicas papeleras que hay en el parque.

Pregunto a las monitoras de Arteocio,  al cuidados de al menos 20 niños y me comentan que está así desde el pasado 24 de junio. Que en ocasiones también encuentran defecaciones de perros, “está tan sucio que más da una caca de perro, pensaran los dueños de los animales”. Me comentan que están cansadas de llamar al Concello y que nadie parece tomar nota para resolver el problema.
Es un lugar potencialmente agradable y útil si no fuera por el abandono en el que se encuentra.

Papelera con los columpios y niños al fondoen el parque de la C/ Quintela

Pasé muy poco tiempo en el parque; el justo para hacer las fotos que ilustran este reportaje y tomar nota de su situación. Pero el mal estar me dura aún hoy.

Un niño tocaba una flauta de juguete, y semejaba que en cualquier momento aparecerían,  de entre los montones de basura ratones, como en Hamelín para incorporarse a los juegos infantiles.

Creo que uno de los  objetivos de nuestro alcalde es mejorar nuestra autoestima, sintiéndonos orgullosos de ser Vigueses.

Y esto me parece bien, porque no hay nada mejor que vivir en una ciudad agradable y sentirse orgulloso de ello. Pues mi autoestima como viguesa desapareció totalmente. Nadie se puede sentir satisfecho viendo un espacio para el disfrute de niños, en tal lamentable estado de abandono.

Sr. alcalde socialice la estética y limpieza de los barrios por igual, para que todos los vigueses nos podamos sentir orgullosos de serlo.

Para que algunas calles y parques no sean espacio de segunda o tercera clase.
Lo del citado parque no tiene explicación ni justificación alguna. No es cuestión de inversión, es cuestión de exigir responsabilidades al Departamento de Limpieza. ¿Qué tipo de supervisiones se realizan?  ¿Quién es responsable de las quejas que los vecinos no lleguen al departamento correspondiente?

Espero que tomen nota:

Existe normativa en la  Comunidad de Galicia que regulan las medidas de seguridad de los parques infantiles instalados en su territorio.

Este parque creo que incumple muchos apartados  de esa normativa. Habría mucho que mejorar.  Pero lo primero que como abuela y viguesaque exijo, es que nuestros hijos y nietos puedan jugar tranquilamente, sin temer que salgan roedores de entre los montones de basura. Eso no es cuestión de presupuestos sino de eficacia en la gestión, de dignidad. No paso a menudo por la calle Quintela, pero esta imagen de abandono creo que permanecerá largo tiempo en mi retina.

Carmen C. Blanco

Nota de la Redacción:Denuncia que algo queda. Esta revista digital del Voluntariado de C S Coia, estará encantada de publicar la respuesta del Alcalde o algún responsable del Departamento de Limpieza o Jardines.

Un comentario sobre “Abuela enfadada con el Sr. Caballero, alcalde de Vigo

  • el 16 de julio, 2019 a las 11:42
    Permalink

    seguramente fotografiar e informar de las deficiencias que pueda haber en la ciudad puede ser una lista de reportajes para la revista. Sobre todo, porque el que las cosas estén bien, no debe ser noticia, ya que ese es un deber y forma parte de las responsabilidades de quienes tienen que hacer el mantenimiento de los servicios de la ciudad. Las deficiencias si son noticia, porque deben de corregirse. Uno no tiene que recibir felicitaciones por hacer su trabajo, pero si ha de tomar nota de las críticas que pueda recibir por no hacerlo o hacerlo indebidamente.

Comentarios cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: