Abril: mes del libro.

Como cada año, el 23 de abril les recordamos que se celebra el dia del libro. En un 23 de Abril   de 1616,  fallecian tres grandes escritores de todos los tiempos: Miguel de Cervantes, William Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega . Y en recuerdo de todos ellos, y sobre todo de Miguel de Cervantes en nuestro país,  hacemos este importante encuentro con los libros. Ya saben que en esta fecha las librerias nos hacen un buen descuento. Les animamos a que compren un buen libro, y además, a un precio más bajo. Es una hermosa manera de celebrar este dia.

Libros como tesoros personales.

Esta semana, en el taller de debates, dedicamos todo el mes  a los libros.  Todas las personas que asistimos al taller hemos traido nuestros libros. Pero son esos libros queridos, especiales, que guardamos con verdadero cariño. Son libros que nos hicieron felices, que representan trozos  importantes de nuestras vidas. Quisimos compartirlos con los compañeros y compañeras del taller. Así, fueron acariciados por todo el grupo joyas como, “don Enrique el doliente”- de Larra de 1800 y pico,  un Faro de Vigo de 1953,  otro de poemas de Pablo Neruda dedicado a los pájaros, el” Romancero gitano” de Garcia Lorca, Forges, “A smorga”, viejas enciclopedias de los años 40, y así un largo etc.

La felicidad está en un buen libro en un momento adecuado.

Por propia experiencia hago esta afirmación. Ahora se han puesto muy de moda los libros de autoayuda. Gracias a los libros, en general, podemos ser feclices, vivir las aventuras que soñamos, podemos ser las protagonstas o, simplemente, el observador invisible de todo. Por ello, les volvemos a sugerir que no dejen nunca de leer el libro que , en cada momento de sus vidas, les pida su corazón.

Desde la revista queremos invitarles a que nos dejen sus comentarios y nos recomienden ese libro que, para usted, fue la mejor medicina en un momento de su vida. Nos ponen el título y el autor. Seguro que a otra persona también le ayudará como lo huizo con usted. Gracias.

Para mi el gran libro que siempre me ayudó a continuar, a levantarme tras la derrota, fue el Quijote, entre otros muchos.

AG.

 

A %d blogueros les gusta esto: