A tres Bohemios de pro

“A tres Bohemios de pro”

Alguien dijo en cierta ocasión que la vida es una sucesión de momentos. ¡Qué gran verdad!

Esos momentos van llegando y siempre se deben aprovechar. Son grandes momentos no me cabe la menor duda.

Pues bien, estos tres seres cada uno con sus merecimientos es muy dignísimo homenajearles  por sus gestas que son muchas y variadas.

Quisiera comenzar por el patriarca Alejandro, patriarca de los Bohemios, pues a sus casi 88 años sigue dándonos el ejemplo del hombre tenaz e incombustible. Digo su edad porque el mismo la recuerda con gran orgullo. No es para menos. Su inseparable armónica, su alegría en el escenario y su forma de vivir las actuaciones nos dice que es un personaje casi único.

¿Qué voy a decir de Anxo Sedano? Un galleguiño adoptado hace 70 años. Un hombre que se siente gallego por los cuatro costados, yo creo, alcarreño Anxo , que naciste en esa bendita tierra de Guadalajara por “equivocación”. Perdóname estas palabras y se que lo harás porque tú nunca renegaras de tu Tierra. ¡Nunca! Acompañado de tu laúd y otros instrumentos musicales que seguro llevas en tu interior, tus herramientas dentales, el hombre manitas que tú eres, esa petanca y ¡como no! recordar tus tiempos ancestrales de ese producto de la tierra que te vio nacer al que tanto, seguro, dedicaste parte de tu vida: esa miel tan apreciada por tantas gentes, me pregunto ¿Cómo no vas a ser un hombre dulce? Claro que lo eres a mayores de tus otras cualidades. Siempre te pregunto: ¿Anxo te queda tiempo para algo más? Bueno si…dormir y descansar un poquito.

Ya por último he dejado a este hombre para el final que no quiere decir que no merezca ser el primero.

Amigo Carlos no encuentro palabras para definirte: un hombre firme, con esa fuerza mental y física que solo un hombre como tú llevaría con esta serenidad prodigiosa que tú llevas. Eres ejemplo a seguir en todas tus andaduras. Por muchas horas que tenga el día tú las vas a dedicar a todos esos entretenimientos que te hacen feliz. ¡Sí que te hacen feliz! Eres un hombre casero para dedicar parte de tu vida a temas de la casa que te hacen sentir bien….Vas a tu aldea y te sientes con fuerza, alegre. Eses naipes y ese domino a los que juegas también… ¡Ah no pienses que me he olvidado de tus otros “pasatiempos”: esa pandereta y ese bombo que manejas como las rosas. Es verdad, eres el hombre del que también es muy fácil hablar bien.
¡¡¡No cambies nunca!!!

Pues bien este es el prisma por el que los hechos de estes tres amigos merecen este premio y la gratitud por mi parte, por nuestra parte Bohemia.

 

 

Un gran abrazo amigos.

 

Texto: Antonio Fernández

Vídeo: Juanjo

15 – 12 – 20.

A %d blogueros les gusta esto: