A golpe de hacha

A golpe de hacha se derriba cualquier árbol.

A golpe de hacha corta el cuello del verdugo.

Venía con la sonrisa en el rostro y el corazón acelerado.

Le encantaba la fruta.

Y si en casa no había tenía que comerla fuera.

Metió la llave feliz y satisfecha.

En cuanto abrió la puerta percibió un silencio inquietante.

Como si algo no estuviera en su sitio.

Como si él no se hallara en la casa.

Sin embargo sintió su presencia.

Cerró la puerta muy despacio, sin hacer ruido.

Se fue directamente al salón.

La tele estaba encendida sin sonido.

Seguiría amodorrado en el sofá como siempre.

Pero no estaba. No había nadie.

Se quedó desconcertada.

Oyó un crujido leve a su espalda y en la pared se proyectó la sombra de un hacha en alto, amenazante.

Se volvió horrorizada.

Era él, con la mirada extraviada, sonriendo diabólicamente.

Y ella con el sabor y olor a sexo impregnados en su piel, en los sentidos y en la ropa.

Entonces adivinó que lo sabía.

Como si leyera en su rostro las caricias del amante.

Descubriendo las incontables veces que el deseo la aguijó para hacer el amor una y otra vez, vaciando las ansias de placer que él nunca despertó.

El desenlace era inminente, sin tiempo para la angustia.

Los recuerdos se fundieron con el trágico presente en un abrazo indefinido.

La última mirada recogió una pasión desmedida en el esposo.

En lugar de un beso ardiente, el frío acero hendió la carne y el hueso.

Todo su ser fluyó por la garganta en el grito destrozado en que se precipitó la mente tras el estallido de los sesos.

Un velo rojo lo cubrió todo

Se precipitó el tiempo.

El espació se hizo denso y un dolor reventado, agónico la precipitó devastador hacia el abismo.

 

Testo: Jesús Muñiz.

A golpe de hacha

4 comentarios sobre “A golpe de hacha

  • el 14 de octubre, 2019 a las 20:01
    Permalink

    Un relato muy inquietante de un marido que ante el engaño utiliza la violencia de género.
    El autor no opina, sólo nos sumerge en una situación asfixiante.
    Este relato dista mucho de los que nos tiene acostumbrados su autor.

  • el 15 de octubre, 2019 a las 20:33
    Permalink

    Es un poco mucho macabro y lo ke es peor machista, bueno a mi me lo parece,

  • el 16 de octubre, 2019 a las 2:00
    Permalink

    Un cuento muy triste violencia de genero como lo que vive este pais y el mundo

  • el 16 de octubre, 2019 a las 14:50
    Permalink

    Un cuento muy fuerte triste lamentablemente la realidad supera la ficcion..la violencia de genero ..un tema muy lamentable pero real!!

Comentarios cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: