Precios justos para todos.

campo.jpgPaseando por la calle Príncipe, me encontré con el “Agrobús” de un grupo de agricultores que, amablemente, me reglaban una bolsa con lechuga, tomates y pimientos. Se trata de los miembros de Uniones Agrarias (UPA) que están realizando una campaña informativa, por toda Galicia, sobre el tema de los precios de sus productos. Quieren mostrarnos esos márgenes comerciales, y denunciar las prácticas especulativas.
Este sindicato, según nos dijeron, lo que está demandando son una serie de medidas que permitan un comercio más justo, de los productos que compramos al final en el mercado.
mercado.jpgSu lema es: “Prezos xustos para os nosos productos”.
Están recogiendo firmas de todos los sectores sociales para promover una iniciativa Legislativa Popular , que sirva para acabar con los abusos que se están produciendo en la cadena alimentaria.
Entre otras cosas, están son las medidas que reivindican:

Una Ley urgente sobre márgenes comerciales que regule la cadena alimenaria.

El etiquetado doble con los precios en origen y destino, así como la identificación de origen de esos productos.

Impulsar un código de buenas prácticas comerciales, que autoregulen las relaciones entre quienes intervienenen en la cadena agroalimentaria.

Promover una normativa que garantice el precio que cobran los agricultores y ganaderos , y que sirva para cubrir los costos de producción.

La cesta de la compra en origen y al final.

precios.jpgNos falicitaron un listado donde aparecen los precios de varios productos agroalimentarios, en su origen, lo que cobran los agricultores, y el final. Es decir, lo que nosotros, como consumidores, nos dejamos en el hiper. Y me quedé asombrada de los márgenes comerciales con los que se juega:

Leche: en origen se paga a 0,33 y en destino final, la pagamos de 0,82 para arriba.

Pollo– en origen-1,67 y en destino final – 2,63.

Cerdo-en origen-1,43- y en desino final- 5,81.

Plátanos– en origen-0,38 en desino final – 1,80 para arriba.

frutas.jpgManzanas – de 0,34 pasa al final a 1,61.

Peras– de 0,39 a 1,60.

Tomates -0,57 en origen y 2,15 en destino final

Pimientos -0,80 y en el hiper a 2,28.

En resumen, nuestra cesta de la compra,que en origen sería en torno a los 17,32 €, comprando carnes, leche, frutas frescas y hortalizas, pasa en destino final, el hiper, a 53,40 €.

Logicamente, aquí todos nos preguntamos ¿quién se está forrando a costa del productor de origen y el consumdor, o destinatario final?. Creo que la respuesta es obvia.

Me ha parecido un tema tan interesante y de actualidad, que ya les anuncio que en nuestro Taller de debates, que daremos comienzo tras las vacaciones de verano, contaremos con agricultores, productores y  sindicatos agrarios, para que nos hablen de toda esta especulación, de quiénes son verdaderamente los que encarecen los productos que consumimos,y, sobre todo, cómo parar esto, etc.

A.Garrido
 

A %d blogueros les gusta esto: