Cabo Verde: Mujeres en busca de su futuro.

Nuestra compañera y cronista, Lidia, aterrizaba hace unos dias en España. Volvia de su misión en Ciudade Velha, en Cabo Verde. Su experiencia ha sido especial, emocionalmente inolvidable. Por eso, quisimos que viniese al taller de debates para que nos contase cómo se desarrolló el programa de la Onu que la llevó tan lejos, cómo eran esas mujeres, la sociedad caboverdiana, y así  muchos etc.

Mujeres y niños.

Lidia nos proyectaba imágenes bellisimas de estas mujeres, lugares y niños. Mujeres que viven solas cuidando un buen número de hijos y nietos. Mujeres que sufren en silencio palizas de sus maridos, dolores por fracturas sin curar, mujeres que cuidan a familiares e hijos dependientes , mujeres que tienen que buscar todos los dias los alimentos para comer todos. Mujeres fuertes, bellas e increiblemente luchadoras.

Ellas aprendieron a elaborar estos jabones con la planta del aloe vera y los geles que venderán, a los turistas, para ganarse la vida.

No cabe duda que Lidia, gracias a este sencillo y práctico programa de la Onu, ha llevado la esperanza y una forma real de salir adelante a estas mujeres.

Un poco de historia.

Lidia nos comenta que se trata de una sociedad donde la mujer lleva el peso de todo y de todos.

La historia de esta zona parte de la plaza central, donde está el monumento a los esclavos, el “Peleuriño“, que es una columna con una argolla donde, en tiempos de la esclavitud, sujetaban  a los esclavos negros para subastarlos.

Y en torno a esta este centro se desarrolla la vida, es el lugar de reunión, del mercado, de todo. Curiosamente también hay un único olivo, como en Vigo. Lidia ya nos comentaba que hasta podrían hermanarse las dos ciudades por este punto en común.

Vimos paisajes bellísimos, de una naturaleza generosa donde los manantiales, bosques y playas son  vírgenes y exhuberantes. Como nos decia nuestra compañera, “el lugar perfecto para iniciarse en Äfrica”.

Los bailes.

Y otra de las imágenes que nos impactaron fueron los bailes de las mujeres:

la Batucadeira. Un baile donde no hay instrumentos musicales, sólo el ritmo de las palmadas sobre telas. Un ritmo fantástico que se une a las voces únicas de estas mujeres africanas. A la vez que se baila, sin mover nada más que el trasero, en un ritmo sensual y fascinante.

Vamos a proyectarles un vídeo las próximas semanas para que intenten aprender.

Y Lidia se emociona cuando nos va mostrando las caras bellisimas de este grupo de mujeres, fuertes y valiente que siguen luchando por salir adelante.

Nuestra compañera les ha enseñado a elaborar jabones, una forma de esperanza, de poder trabajar y ganarse la vida. Les ha enseñado “a pescar”, sin caridades, sí por justicia.   Gracias a un buen programa de Onu y la profesionalidad de nuestra compañera, más de 13 mujeres caboverdianas podrán comer ellas y sus familias. Como ven no es tan complicado librar del hambre a los seres humanos, sólo es necesario buena voluntad y eficacia.

Rostros de la esperanza.

Hemos pedido a Lidia que nos envie las fotos de estas mujeres, sus bellisimos rostros que reflejan la sonrisa, a pesar de las huellas del dolor. Queremos conocerlas, de alguna forma, a través de estas fotos. Serán las mujeres-ejemplo para cuando pensemos que nosotras lo pasamos mal, que esto está dificil, que a veces ya no podemos más. Tal vez mirando estas fotos y estas historias de unas mujeres increiblemente fuertes, con la sonrisa por encima del dolor y la tragedia personal, podamos reflexionar y superar esos problemillas o problemas que todo el mundo padecemos en algunos momentos de nuestras vidas

Son fotos para la esperanza y la reflexión.

A.G

Un comentario sobre “Cabo Verde: Mujeres en busca de su futuro.

  • el 30 de noviembre, 2011 a las 0:00
    Permalink

    Precioso artículo Alex. Gracias por tu sensibilidad y profesionalidad. Tú también formas parte de ese universo de mujeres luchadoras y sencillas que siguen cada día hacia adelante.

Comentarios cerrados.