Empanada de cocido

La receta de esta semana es una empanada de cocido, estoy segura que os va a gustar, un manjar que mezcla dos platos típicos de nuestra tierra: el cocido y la empanada.
Aquí tenéis la receta, para hacer una rica y crujiente empanada gallega.
Así cambiamos un poco de aprovechar estos restos, en las míticas croquetas, ropa vieja etc.

Ingredientes para la salsa:

3 Cebollas
1 Pimiento rojo pequeño
Aceite de oliva extra virgen
Sal

Para el relleno:

Carnes sobrantes del cocido, limpias de huesos, y pieles.
Chorizo, lacón, cachucha tocino, rabo oreja, pollo, (estos son los ingredientes que me sobraron) Picamos todos los ingredientes en trozos muy pequeñitos. Si a vuestro cocido os queda algún otro ingrediente más, no dudéis en echarlo, le irá bien.

Ingredientes para la masa:
500 gr. Harina de trigo
½ vaso de aceite de oliva
½ vaso de leche
½ vaso de vino blanco
2 huevos batidos (reservar un poco para pintar la empanada)
1 cucharadita de Royal
Una pizca de sal

Elaboración:
En una sartén con un poco de aceite freímos la cebolla muy picadita y el pimiento rojo. Cuando esté bien pochadita le añadimos una pizca de sal y el azafrán. Agregamos los restos del cocido y cocinamos unos minutos para que se integren bien todos los ingredientes. Reservamos.

Preparación de la masa de empanada

En un bol grande introducimos harina mezclada con el royal y la sal. En el centro con una cuchara hacemos un hoyo, y vertemos la leche, el vino, el aceite y el huevo.
Mezclamos con una cuchara de madera desde el centro hacia afuera y vamos poco a poco mezclando con la harina.

Seguimos removiendo, será una mezcla pegajosa pero firme.

Preparamos la zona donde vamos a amasar, por ejemplo la encimera de la cocina. Espolvoreamos la zona de la encimera de harina, sacamos la masa del bol y empezamos a trabajar la masa con las manos.

Poco a poco vamos añadiendo harina que fuese necesaria, hasta que podamos manipular bien la masa, se irá quedando elástica y homogénea. Vamos dándole forma de bola. Este proceso tardará unos 10 minutos.

Cogemos un paño y lo enharinamos. Introducimos la bola de masa en él, tapamos y dejamos reposar unos 10 minutos dentro del bol.

Dividimos la masa en dos partes.

Enharinamos la encimera de la cocina y estiramos la masa con el rodillo.

Hacemos la base que tendrá el tamaño de la bandeja de horno. La estiraremos lo más fina posible con ayuda del rodillo.

Ponemos sobre la bandeja unas gotitas de aceite y con la ayuda de un pincel untamos la bandeja. Colocamos la masa sobre ella y encima añadimos la salsa que teníamos reservada.

La repartimos por toda la base de la empanada. Es muy importante que el relleno este frío para que la masa aguante bien.

Tapamos con la otra mitad bien estirada.

La sellamos por los bordes trenzando la parte inferior sobre la superior con la ayuda de los dedos y presionando.

Hacemos un pequeño agujero en el centro para que respire la empanada. Con un tenedor pinchamos por distintas zonas, así no hinchará.

Adornamos con tiras de la pasta sobrante.

Precalentamos el horno a 200ºC unos 10 minutos.

Pintamos con huevo batido la empanada y la metemos al horno. Bajamos la temperatura a unos 180ºC unos 40 minutos dependiendo del horno, vamos viendo por el cristal como va dorándose, y cuando tenga un color doradito la sacamos y dejamos reposar unos minutos.

 

 

Texto y fotos:
Raquel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.