Magdalenas

Las princesas del desayuno y la merienda. Una magdalena recién salida del horno, tierna y sabrosa, con su copete tostado, que nos dice muérdeme. Una receta casera muy sencilla de hacer y nos llevará poco tiempo en la cocina.

Ingredientes:
3 huevos medianos
125 g de azúcar
200 g de harina de repostería
1/2 sobre de levadura Royal
Una pizca de sal
100 ml de aceite de oliva extra virgen suave
50 ml de leche entera
Azúcar para decorar
Moldes de silicona para magdalenas
Moldes de papel rizado para magdalenas

Preparación:
Todos los ingredientes deben de estar a temperatura ambiente. Por lo que se deben retirar del frigorífico unos 10-15 minutos antes de comenzar con la receta.

Precalentamos el horno a 230 ºC con calor arriba y abajo.

En un bol grande batimos bien los huevos con unas varillas eléctricas.

A Continuación añadimos poco a poco el azúcar mientras seguimos batiendo y mezclando de la misma manera.

Agregamos el aceite, lo vertemos despacio y lo vamos mezclando con el resto de ingredientes.

Seguimos el mismo proceso con la leche, luego la harina, la sal, la ralladura de limón y finalmente la levadura química.

Metemos la mezcla en el frigorífico unos 10 minutos y mientras se enfría.

Colocamos los moldes de silicona sobre la bandeja, e introducimos el papel rizado dentro de ellos.

Antes de verter la mezcla en los moldes, le damos con un tenedor una vuelta a la masa, que con el frío  habrá cojido una pequeña capa.

Llenamos hasta ¾ partes y horneamos 15 minutos a 200º C. Con el calor del precalentado y a esta temperatura las magdalenas deben de subir sin problema.

Antes de meterlas en el horno ponemos en el centro de la Magdalena un poquito de azúcar.

Metemos los moldes al horno y cocemos unos 15 minutos aproximadamente. No abriremos la puerta del horno durante la cocción, ya que interrumpiríamos el proceso y se nos bajarían las magdalenas.

Sacamos las magdalenas del horno, dejamos que reposen y luego las retiramos de los moldes de silicona. Buen apetito.

Nota:
El resto que nos queden las guardamos en un recipiente hermético así se mantendrán en perfecto estado durante varios días

En esta receta hemos utilizado como elemento aromático ralladura de limón, pero podéis utilizar, naranja, vainilla o canela, lo que más os guste.

Texto y fotos:
Raquel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.