Buenos días, setiembre

[08:17, 3/9/2018]: Setiembre. El regreso a la vida ordinaria, a la vida que más vivo durante el año. Enmarcado dentro de unos horarios y unos quehaceres, este tiempo de vida es abundante, es un camino conocido que disfruto precisamente porque lo conozco bien. Es como esa película maravillosa que veo una y otra vez y me gusta más. Cuando algo gusta siempre se saborea. Y la vida no empacha, al contrario, cuanto más vivo, más deseo de vivir tengo. Buen día, beso y abrazo.

[09:30, 4/9/2018]: Al ver las calles levantadas con nuevas obras, pienso con ironía que esta es una ciudad abierta, siempre con sus tripas a la vista. Es el signo de este tiempo: «falta de previsión». No se aprendió nada de quien hizo la catedral, o la calzada romana. En la vida prever es cuidarse para vivir el futuro en las mejores condiciones, sin ser esclavo. Buen día, beso y abrazo.

[08:23, 5/9/2018]: Leí hace poco que cuantos más años tienes, más saboreas la vida. Es verdad, yo lo percibo. Mis sentidos ahora son mucho más sensibles. El sentido del gusto, por ejemplo. Cada día la comida es una fiesta, mi paladar me proporciona placeres exquisitos solo por comer un pedazo de pan. Buen día, beso y abrazo.

[09:13, 6/9/2018]: Vivir en el campo es un privilegio para el oído. Nada más grato que escuchar el silencio, sobre todo en la noche. Los pequeños ruidos que puedo oír son como una melodía, el trino de los pájaros, el rumor del aire entre las hojas, el canto del gallo, la vida se desliza danzando sobre la pista de la naturaleza y la armonía te invade y llena de paz. Buen día, beso y abrazo.

[09:37, 7/9/2018]: En la entrada hay unas flores que se abren al anochecer y desprenden un aroma delicioso. También en el campo me rodea una sinfonía de olores: el estiércol, la hierba mojada, los frutales,… la vida huele y ese olor se queda dentro y es el despertador de los recuerdos. Buen día, beso y abrazo.

[10:11, 8/9/2018]: La naturaleza es todo un derroche de colores, aunque hay dos que sobreabundan, azul y verde. En mi paleta, cuando comienzo, pongo todo un abanico de colores. Siempre me maravilla ver como al mezclar el azul y el amarillo, brota el verde. Azul, tranquilidad, relajación. Amarillo, estimulo, creatividad. Contemplación y sentimiento. Un buen resumen de la vida. Buen día, beso y abrazo.

[09:15, 9/9/2018]: Por la mañana hice una buena hoguera para obtener brasas y tuve que ponerme guantes, pues el calor era irresistible. Más tarde, antes de comer cogí una fruta del manzano y sentí el contacto suave de su piel en mi mano. Después de comer paseamos a la orilla del rio y mis pies apreciaban las distintas texturas del camino, piedras, tierra, hierba. Al regreso, bajo el grifo, sentí la frescura del agua en mi piel sudorosa. Así es como el entorno me toca y me dice, me susurra, o me grita: estas vivo. Buen día, beso y abrazo.

Texto:  Jesús Muñiz González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.