buenos días, motita de polvo

[09:57, 27/8/2018]: Cuando me preguntan en la calle por una dirección intento responder lo mejor posible. Ahora, en una ciudad grande, que apenas conozco soy yo el que pregunta y me encuentro con la amabilidad de la gente que se esfuerza en ayudarme. Si fuera capaz de extender esta amabilidad al aspecto religioso, deportivo, laboral, político,… que gozada. Bien día, beso y abrazo.

[10:46, 28/8/2018]: Al estar fuera de casa los hábitos se pierden. No tengo horario, para comer, dormir o despertar.   Cada día es pura improvisación. Lo importante es disfrutar de cada momento, con hábitos o sin ellos. Buen día, beso y abrazo.

[09:27, 29/8/2018]: Al aterrizar, la niebla era tan espesa que la pista no se vio hasta que las ruedas contactaron con ella. En la vida a veces parece que estamos en un túnel tan largo que no se ve la salida, todo es oscuridad. Hay que seguir caminando, la salida está ahí, aunque no se vea. Buen día, beso y abrazo.

[09:01, 30/8/2018]: Me doy cuenta al volver a casa que el salón, la cocina, el dormitorio, cada hueco, cada cosa me recibe con ternura, con cariño. Es que allí donde vivo, se va llenando de vivencias y de alguna manera ya forman parte de mí. Las cosas ya no son solo objetos, son compañeros que le hablan a mis sentidos. Buen día, beso y abrazo.

[10:06, 31/8/2018]: Estuvimos viendo vídeos familiares y una de mis hijas al verme sentado con gesto serio, exclamó; «ya se de quien heredó mi hija la cara de seta». Esto me hizo pensar en que efectivamente se me queda la cara seria cuando mi pensamiento vuela. La sonrisa aparece cuando se mira algo o alguien. ¿Hay que mirar más y pensar menos? No lo sé, porque cuando pienso también fabrico sonrisas invisibles. Lo invisible también forma parte de la vida. Buen día, beso y abrazo.

[08:34, 1/9/2018]: Después de cenar con los amigos estuvimos un ratito fuera contemplando el cielo sembrado de estrellas y pensé: «somos menos que una mota de polvo en ese espacio inmenso». Al despedirnos florecieron las sonrisas, besos y abrazos como un jardín en primavera. ¡Vaya! La motita de polvo tiene algo dentro tan grande o más que el universo. Buen día, beso y abrazo.

[09:36, 2/9/2018]: La vida no deja de asombrarme. Hoy, como todos estos días, el calor me envuelve como una manta de lana. Mi  temperatura corporal es de unos 36 grados. Toco mi piel y está fresca. Es un equilibrio perfecto. Es una lección magnifica. Buscar siempre la armonía y el tiempo de vida será apacible y tranquilo. Buen día, beso y abrazo.

Jesús Muñiz González,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.