Reconocimientos a Personal y colaboradores. Un pilar fundamental del centro.

En la celebración del 25 aniversario, hemos querido reconocer a colectivos y personas que han contribuido a “facer barrio”

Este semana la última entrega de estos reconocimientos  que forman parte de nuestra historia.

Dos personas muy especiales: Jose y Josiño

Ya han pasado 25 años desde llegaron al Centro Social. Ahora están menos activos, pero hubo un tiempo en que no se concebía el centro sin su presencia. Les hablo de  Jose y Josiño. Prácticamente hacían horario completo y no había nada que escapase a su control. Siempre han sido uno más, pero uno más muy especial, dispuestos a ayudar en cualquier situación, participando en diferentes actividades. Un ejemplo de que podemos ser diferentes, pero igual de meritorios. Nos han enseñado a respetar y a valorar, porque ellos siempre han respetado y valorado nuestro centro.Os animo a leer el artículo de la revista “Los dos Josiños”, donde se cuentan algunas anécdotas que justifican la entrega de este reconocimiento.

 Personal: “Todos sabían hacer de todo para que el Centro funcionase siempre”

Este centro ha tenido la suerte de contar con trabajadores y trabajadoras entregados, personal  de la Xunta, empresas, monitores o concesiones, siempre prestos a asumir funciones que no estaban en sus obligaciones. Todo por el  bien del Centro. Y para que este complejo engranaje de funcionamiento funcionase sin fisuras, todos ellos sabían y hacian de todo. Queremos mostrar  nuestro agradecimiento y  colaboración a todos ellos, con una mención muy especial a Tita, porque sin su colaboración muchos de los actos que recordamos no hubieran sido posibles. Ha sido, durante todos los años que tuvo la concesión de la cafetería, un puntal importante en la vida del Centro Social. Recuerdan tantas celebraciones en el salón de actos, donde Tita estaba muy presente colaborando. Gracias a ella fue posible convertir el salón ,en varias ocasiones,  en restaurante para 100 personas, realizar fiestas de convivencia entre diferentes grupos, a precios muy asequibles.  Nunca dijo no a ninguna de nuestras propuestas,  desinteresada y animosa aceptaba el proyecto como si fuera propio,  aportando sus conocimientos  profesionales. Ella  junto con el resto de nuestros compañeros han contribuido a hacer barrio.

Queremos cerrar esta crónica de nuestro 25 aniversario, con un reconocimiento y recuerdo especial a todos los que participamos en la vida del Centro. Gracias, gracias por estar ahí y seguir con nosotros. Gracias.

Redacción.