Pan para principiantes

Siempre tuve ganas de elaborar pan, pero nunca me he atrevido hasta hoy. El cocinero argentino Gonzalo D’Ambrosio elabora un pan ideal para aquellas personas que tenemos pocos conocimientos en hacer panes. Excelente para acompañar (desayunos, comidas, o para preparar unos deliciosos bocatas).

Ingredientes:
450 g de harina de fuerza
1 taza de leche
50 de aceite de oliva virgen
1 Huevo
10 g de levadura de panadería
1 pizca de sal
1 pizca de azúcar
2 puñados de copos de 5 cereales (yo los sustituí por pipas de girasol y sésamo)

Elaboración:
En primer lugar, cogemos un bol amplio y mezclamos 1 taza de leche con 50 g de aceite de oliva virgen. Incorporamos 1 huevo y, con la ayuda de una varilla, mezclamos todos los ingredientes. Añadimos 10 g de levadura de panadería, 1 pizca de sal y 1 pizca de azúcar. Mezclamos.

En otro bol amplio, echamos 450 g de harina de fuerza y hacemos un agujero en el centro de la harina. Agregamos el contenido del otro bol y removemos desde dentro hacía fuera.

Mezclamos hasta obtener una masa que se despegue del bol con facilidad. En ese momento, cogemos la masa y la llevamos a una mesa de trabajo.

Amasamos con la mano, practicando cada cierto tiempo un movimiento más fuerte para desgarrar la masa y volver a juntarla.

Sobre la superficie de trabajo, echamos 1 puñado de copos de 5 cereales. Colocamos encima nuestra masa y la amasamos sobre los copos de cereales.

Seguidamente, con la ayuda de un rodillo, estiramos bien la masa. Con las manos, la convertimos la masa en un rollito.

Precalentamos el horno a 200ºC.

Colocamos el rollo de masa en un molde rectangular y alto, previamente engrasado con mantequilla, y añadimos un puñado de pipas de girasol y sésamo  por encima. Cubrimos el molde con un trapo limpio y dejamos reposar la masa durante 20 minutos.

Precalentamos el horno a 200ºC.

Bajamos la temperatura del horno a 180ºC e introducimos el molde con la masa. Horneamos el pan a 180ºC durante 35 minutos.

Pasado ese tiempo, sacamos el molde del horno y envolvemos el pan con papel de horno. Dejamos enfriar.

 

Cuando esté a temperatura ambiente, servimos nuestro pan acompañado de jamón, queso, etc con una cerveza o lo que más os apetezca.

Texto y fotos
Raquel