Los grupos de lectura en la Fundación Sales

Fue otra de nuestras salidas culturales desde los talleres de lectura y del viajero, este mes de mayo. En la Fundación Sales, y con un guía, fuimos viendo y conociendo las muchas plantas, flores y árboles, que nuevamente saludan a la primavera. Un jardín botánico en Vigo, cerca de Samil, de una gran belleza .

El hogar del famoso nenúfar inglés que viene a nuestra ciudad, a este jardín, a primeros de junio, donde crece de una forma increíble y espectacular. El día de nuestra visita aún no lo habían mandado desde el jardín botánico de Londres, pero en junio ya estará aquí. Sólo vive unos días. Nos cuentan que al principio es de color blanco y luego rosado. Nosotros vimos uno pequeñito, que vive en el jardín y nos pareció precioso, con ese color morado fuerte.

Vimos árboles tan misteriosos como el Gingo Biloba que, según cuentan, fue el único árbol que quedó vivo tras la expolosión de la bomba atómica en Hirosima. También vemos otras valientes palmeras, con el tronco aún chamuscado, pero vivas, que sufrieron y aguantaron en los incendios del pasado verano en Vigo.
Recorrimos, durante más de una hora, todo el jardín que tiene rincones especialísimos.

Lucía el sol y la tarde resultó casi como un poema sereno y lleno de belleza. Todo el grupo disfrutamos con la belleza y la paz que desprende este lugar. Incluso, el gato del jardín que estaba encantado con nosotros, nos saludó a todas. Volveremos más veces a visitar los jardines de la Fundación Sales que , además, durante el verano tiene un programa cultural muy interesante.

Texto e Imágenes: Alex