25 Aniversario, Taichi, Taller del viajero y Revista de voluntarios

En ese día que está en medio de la semana, cuando comenzaba mayo a mojar el ambiente, reunidos en el salón de actos, un variado grupo de usuarios del Centro se dispone a celebrar su fiesta particular. El grupo lo componen Taichi, Taller del viajero y Revista CS.
Al principio reina un pequeño desorden y alboroto, como es costumbre en todos los grupos que no están sujetos al orden marcial, aunque la mayoría de los componentes del grupo de Taichi, lucen su uniforme particular: camiseta azul turquesa y pantalón negro. Las sillas dispuestas formando un rectángulo, dejan todo el espacio libre en el centro.
Maricarmen y Lucía llevan la voz cantante, mejor dicho parlante, unas veces con micro y otras sin el, para que el oído no se haga perezoso. Maricarmen presenta el video que hizo José Antonio, presentando las actividades del Centro. El sonido del video no funciona y la presentadora se esfuerza con tono alegre y festivo en darle colorido con el timbre de su voz.
Finalizado el video, el alumnado de Taichi se levanta y forma varios corrillos alborotados antes de someterse a la disciplina de ordenarse en filas, más o menos equilibradas para realizar los ejercicios.
Tras el primer ejercicio se procede a la entrega de algunos diplomas de antigüedad, coreados por aplausos, un poco deslucida porque la mayor parte de los de Taichi, permanece de pié.
Continua la exhibición, en algún momento interrumpida por un “¡abuelo!” gritado por un nieto travieso apenas sujeto por su mamá.
En una de las exhibiciones utilizan abanicos, una de las armas utilizadas por este arte marcial en la antigüedad. El sonido de los abanicos al abrirse rompe la cadencia suave de la música relajante que acompaña el ejercicio.
A continuación se procede a la entrega de diplomas que acreditan a cada alumno su aplicación y constancia en este arte chino.
Alejandra, menciona al grupo de Taller del viajero que funciona muy satisfactoriamente para los participantes.
De seguido se entregan diplomas a los componentes del grupo de redactores y miembros de la Revista CS, la primera revista digital de mayores en el territorio nacional y que sigue viva y muy activa.
Para finalizar y como brillante colofón del acto tu lugar la entrega de un diploma a cada uno de los participantes del concurso literario para terminar con la lectura solemne por parte de Lucía de la resolución del jurado proclamando ganadora del concurso a doña Maria Gonzalez… por su relato simbólico y fantástico “El castillo que surgió de la niebla”, resaltando los valores literarios que lo hicieron acreedor al galardón. La sonrisa humilde y entrañable de la autora del relato premiado preludian el nacimiento de una artista.
Aplausos, fotos, entusiasmo pusieron fin a esta parte más formal del encuentro, para a continuación compartir en ágape fraternal las viandas obsequiadas por los participantes. Así es como deben de terminar las fiestas, comiendo, bebiendo y cantando, que aunque no hubo “duelos y quebrantos” seguro el estómago quedó satisfecho y el espíritu alegre y contento.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *