Rabo estofado

Dentro de la gastronomía española hay recetas propias de alguna comunidad autónoma, como es el Rabo de toro al vino tinto. Se trata de una receta muy antigua. Este manjar comenzó a ser un plato popular en las casas andaluzas, debido posiblemente por ser una época de auge del mundo taurino.
Esta receta no tiene complicación, pero requiere bastante tiempo de cocinado para que la carne no quede dura. Al tratarse de un corte con poca carne y mucho hueso, es necesario acompañar de una buena guarnición: patatas fritas o cocidas, arroz blanco o con ensalada. El estofado queda riquísimo. Os recomiendo que lo preparéis en casa.

Ingredientes:
1 kg rabo de ternera o buey
1 cebolla grande
2 zanahorias medianas
1 pimiento rojo
4 dientes de ajo
3 tomates maduros
1 puerro
2 hojas de laurel
2 vasos de vino tinto
Sal y pimienta negra molida (al gusto)
Aceite de oliva virgen

Elaboración:
Pedimos al carnicero que nos la trocee. Salpimentamos los trozos para dorarlos.

Ponemos una cazuela grande al fuego con un poco de aceite de oliva virgen. Cuando esté bien caliente añadimos los trozos del rabo de ternera.

Los freímos hasta que estén bien sellados por todas partes. Retiramos y reservamos.

En el mismo aceite que hemos utilizado para dorar la carne sofreímos las verduras. Cuando el aceite esté caliente añadimos la cebolla y los ajos bien picadito.

Doramos durante 10 minutos, incorporamos el pimiento y las zanahorias cortados en dados. Cocinamos durante 5 minutos removiendo de vez en cuando.

Añadimos a la cazuela el puerro troceado, las hojas de laurel y dejamos que se pochen las verduras durante 5 minutos más.

Pelamos los tomates y los incorporamos al sofrito en trozos pequeños y salamos. Dejamos que se cocinen las verduras durante 15 minutos.

Añadimos la carne el vino y cocinamos a fuego medio alto, con la olla destapada, durante 10 minutos para que se evapore el alcohol del vino.

Tapamos la olla y bajamos el fuego de la cocina. Dejamos que se cocine durante 2 horas a fuego lento. (Si es de ternera, si es de buey o de añojo puede ser una hora o dos horas más)
Pasado este tiempo retiramos los trozos de carne, que han de estar tiernos, las verduras podéis pasarlas por la batidora o por el chino si os gusta una salsa más fina. (En mi casa no la quieren triturada, les gusta encontrar tropezones).

Volvemos a colocar la carne dentro de la olla con la salsa ya preparada hasta el momento de servir.

Servimos el plato acompañando la carne con un arroz en blanco, unas patatas cocidas o fritas como guarnición. (En mi casa con una ensalada)

Si lo preparáis el día anterior, para calentarlo usar la misma cazuela a fuego muy lento y moviendo de vez en cuando, para que no se pegue a la cazuela.

Texto y fotos: Raquel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *