25 aniversario, usuarios destacados: “Nuestros Josiños”

Si dos usuarios merecen una mención especial en este 25 aniversario son los dos Josiños.

La verdad es que se les llama a los dos indistintamente Jose o Josiño, dependiendo de quien los nombre, si el interlocutor no tiene claro a quien nos estamos refiriendo les ponemos “apellido” cariñoso: Jose o Josiño Corbatas y Jose o Josiño Down.

Desde mi primer recuerdo del Centro Social ellos están presentes.

Es cierto que en los últimos tiempos se les ve menos, quizás porque el centro como dicen muchos de los “ veteranos”, entre los que me encuentro, ya no es la aldea en la que todos nos sentíamos muy a gusto. Ahora el número de actividades y de personas entrando y saliendo en ocasiones dan un poco de vértigo,  y algunos nos sentimos un poco perdidos.

Al preguntar por ellos me dice Víctor, siempre tan atento. “Josiño ahora tiene responsabilidades familiares que le tienen ocupado, de vez en cuando hace una visita, como aquel que se ha jubilado y vuelve a ver a los compañeros. Jose viene a menudo cerca del mediodía y luego se va”.

Ya han pasado 25 años desde que entraron por primera vez por la puerta del Centro Social. Hubo un tiempo en que no se concebía este sin su presencia.

He hablado con el personal y compañeros sobre los Josiños, cuentan con gusto muchas anécdotas que tienen que ver con ellos y la vida del centro, os dejo sólo un par de muestra.

“Prácticamente hacían horario completo y no había nada que escapase a su control”. En alguna ocasión el propio personal les pedía ayuda, era obligado presentarles a los sustitutos ya que si necesitaban ayuda ellos eran las personas indicadas para decir donde se guardaba aquella cosa, donde se encendía esta luz…

Josiño, de presencia siempre impecable y con corbata. Los recién llegados se dirigían a él antes que a los conserjes y todo hay que decirlo, le encantaba  ejercer el papel de informador con aquel que le preguntaba.

Participó durante mucho tiempo en el grupo de teatro del Centro.  Creo que todos los que tuvimos ocasión de ver su interpretación, en la adaptación que se hizo del Quijote, la recordaremos. El director Xaime Costas tuvo en él un pilar importante en escena ya que en todo momento su actuación fue de las más creíbles.

La directora me relata que, la Xunta temerosa del efecto que el cambio de siglo pudiera ocasionar al único equipo informático que entonces existía en el centro, le  dio instrucciones para que a las 00 horas del día 1 de enero de 2.000 mandase un fax confirmando que todo estaba en orden.

En aquella época ya existía en Vigo la costumbre de echar petardos para festejar el año nuevo. Más en esta ocasión: año nuevo y siglo nuevo.

Me dice que cuando se dirigía en coche a dar cumplimiento a la orden recibida, tras apurar al máximo la cena familiar, la lluvia de petardos y fuegos artificiales  entrando en el barrio hacía recordar Kosovo. “Daba miedo bajarse del coche… a pocos metros del Centro, cruzando la calle como si se tratase de un valiente soldado… ¿Quién estaba? …  ¡Josiño! El dichoso efecto 2.000 y la dicha de ver una cara amiga en esas circunstancias, Josiño, como no podía ser de otra forma, se acordó de los sufridos trabajadores de la administración” dice  Carmen en un tono entre amable y sarcástico.

Jose, es muy noble y leal. Últimamente ha ido espaciando su presencia en el centro. Supongo que también él debió pillar la “jubilación”

Jose tiene una vida social plena, nunca fue diferente, en aquel entonces era uno más de los que frecuentaban cafetería, participaba en algún evento, baile o salida. Estaba atento a todo lo que sucedía. Reservado,  discreto y ordenado. También tiene su carácter y manifiesta su enfado si lo cree justo.

“Sus dificultades en la comunicación oral las suple a las mil maravillas con su expresión corporal y entonación. Las conversaciones con él son como hablar con un viejo paisano” comenta Suso, conserje desde los inicios.

Aunque ahora resulte difícil creerlo hubo épocas difíciles en el Centro. Algunos no aceptaban las normas.

En 2006 entró en vigor la ley anti-tabaco, con anterioridad ya había una normativa que prohibía el fumar en ciertos  espacios, entre ellos los Centros Sociales. Por aquel entonces nuestra cafetería había personas fumadoras que se negaban a acatar la norma. Una tarde un grupo de ellos se arremolinaron en torno a la directora protestando y cortándole el paso, tratando de intimidarla. Decían frases del estilo “El barrio no te admite” “¡Fuera!”… Ella dignamente trataba de abrirse camino hacía su coche, en ese momento el único que salió en su defensa fue Jose. Se colocó entre la directora y algunos de los más exaltados y muy claramente gritó: “¡Carmen NO!” no hizo falta decir nada más, los presentes entendieron su mensaje y algunos avergonzados bajaron la mirada. “Toda una lección. No se volvió a hablar del tema, algunos dejaron de frecuentar la cafetería, otros los más, aceptaron la norma”. Comenta mi informadora.

Todos les tenemos cariño, pero de mi conversación con el personal llego a la conclusión de que además de cariño ellos los consideran “uno más”.

Ahora está de moda los “Jordis” independentistas, los “Javis” de Operación Triunfo… Nosotros tenemos de toda la vida a  nuestros “Josiños”, usuarios destacados de este Centro.

Texto Gustavo  Gil.

Fotos archivo C.S. y Josiño

 

 

 

 

Un comentario sobre “25 aniversario, usuarios destacados: “Nuestros Josiños”

  • el 10 de abril, 2018 a las 20:31
    Permalink

    Que ilusión hablar de mis josiños sobre todo de mi compa de teatro y comparsas sorpresa sorpresa y bosque

    animado un abraziños a los dos

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *