Sopa de ajo

La receta de hoy es una de la más humilde pero no menos famosa de nuestra gastronomía, las sopas de ajo. Imprescindibles en Semana Santa y desayuno frecuente en muchas zonas de nuestra geografia en días fríos.
La sopa se condimenta con pimentón, lo que junto al potente sabor de sus ingredientes lo hace un plato delicioso.

Ingredientes:
10 dientes de ajo
3 huevos (1 por persona)
9 rebanadas de pan duro
Jamón serrano
2 litros de caldo de carne
Sal y pimienta (al gusto)
2 cucharadas de pimentón dulce de la Vera y una pizca de picante
Aceite de oliva virgen

Elaboración:

Pelamos y fileteamos los ajos. Cortamos en jamón en trozos pequeños

En una cazuela grande, calentamos el aceite y doramos el ajo. Salteamos hasta que comiencen a coger un color dorado (pero cuidado que no se quemen).

Añadimos también el jamón. Removemos con una cuchara de madera hasta mezclar bien los sabores.

Cuando los ajos tengan un color dorado añadimos, 6 rebanadas de pan duro y les damos unas vueltas. Retiramos la cazuela del fuego y espolvoreamos con el pimentón dulce.

A mí me gusta con un toque de pimentón picante.

El pimentón da un toque de color rojo al pan y además proporciona aroma. Para ello con la cazuela fuera del fuego para evitar que el pimentón se queme y quede con un desagradable sabor amargo que nos estropearía la sopa.

Removemos todo bien para que se junte el aceite con los ajos, el jamón, el pan duro y el pimentón.

Volvemos a colocar la cazuela al fuego. Siempre bajito ya que el truco de esta sopa es que el agua o el caldo nunca rompa a hervir durante el proceso de cocción.

Rehogamos todo durante 3 minutos más y sin dejar de remover agregamos el caldo de carne.
Si no tenéis caldo se puede hacer sólo con agua. Os quedará más suave, pero rico de sabor.

Cocemos a fuego moderado durante unos 20 minutos.

Pasados los 20 minutos añadimos sal y pimienta negra. (Probad el caldo antes de añadir la sal puesto que dependiendo de la cantidad de jamón que se eche puede que no sea necesario).

Rompemos los huevos y los echamos a la sopa. Suelo añadir un huevo por comensal.

 

Colocamos en la superficie el resto del pan (las 3 rebanadas que previamente hemos tostado con un poco de aceite). Dejamos que se empapen, mientras se cuajan los huevos durante 3-4 minutos.

Presentación:
Servimos muy caliente en cazuelas de barro si tenemos ¡Qué aproveche!

Nota:

Al servir: si os gusta más podéis romper el huevo y mezclar todo, podéis ver  cómo queda en la última  foto

Fotos y texto
Raquel

Un comentario sobre “Sopa de ajo

  • el 14 de abril, 2018 a las 14:06
    Permalink

    Raquel la receta de las sopas de ajo deben estar exquisitas ; pero me gustaría que añadas unos pimientos del piquillo. estos tienen que ir picaditos y tienen que estár disecados. Personalmente los seco en una caja de cartón. saliudos

Comentarios cerrados.