Certamen literario. El Centro Social cumplió

En este aniversario del C. Social de Coia, quiero comenzar mi relato recordando sus comienzos, bueno mejor un poco antes. Llegué a vivir a Coia en el año 1979 al igual que miles de personas en ese mismo año.

Coia era un barrio enorme, digo era porque aunque sigue siendo el mismo, faltan muchos vecinos. Había muchos niños que jugaban en las calles, iglesias, colegios, institutos, ambulatorio y más tarde construyeron el pabellón de deportes junto con el centro social. Creímos que en el pabellón harían actividades nuestros hijos que terminaban la jornada escolar a las 17:00 horas y eso nos preocupaba. Al final, cada uno buscó lo que pudo porque el pabellón no cumplió lo que esperábamos mientras que sí lo cumplió en centro social.

Cuando empezó a funcionar enviaron como directora a Mari Carmen y una secretaria. Comenzaron las actividades y me anoté a aerobic. En esta actividad conocí muchas vecinas e hice amistades que aún hoy conservo.

Acerca de Mari Carmen tengo que decir que hizo una gran labor, como todos sabemos los comienzos siempre son difíciles y en aquel momento había muchos problemas con la juventud, mal ambiente y afectaba al centro social. Había que saber actuar y Mari Carmen lo supo hacer, luchó duramente y “limpió” el centro y su entorno con una gran implicación.

Las actividades se ampliaron (gimnasias de varios tipos, Tai-chi, cerámica, informática, música, viajes cortos, viajes largos y larguísimos). Estuve algún tiempo en el grupo de Suso “El gaitero” que estuvo muchos años, aprendiendo a tocar la pandereta, luego íbamos cantando y bailando a las residencias de la tercera edad con la finalidad de alegrar a la gente mayor. Recuerdo a Marisé, era el alma del grupo donde todos aportábamos nuestro granito de arena.

También teníamos al grupo de canto “Vagalume” dirigido por Pilar, una compañera y amiga de la coral “Rueiro” de Coia, una gran coral.

Con Mari Carmen participamos en los carnavales de Vigo como comparsa e incluso el periódico hablo de nosotros. Había fiestas de fin de curso, Navidad, etc. Algunas con baile incluido, allí fue donde conocí al que hoy es mi marido, él hacía cerámica y yo practicaba Tai-Chi. Este arte marcial impartido por José Antonio y su esposa Loli, comencé a practicarlo en un momento de mi vida en el que necesitaba tranquilidad y relajación. Aprendí un nuevo estilo muy completo de mover el cuerpo de forma lenta, continua y coordinada. Hoy en día, el Tai-chi está muy recomendado por los médicos.

No puedo olvidarme de Suso y Víctor, son una ayuda muy valiosa para todos (Víctor y su familia ahora son vecinos del barrio). Dos buenos profesionales que junto con los voluntarios forman una gran ayuda para todos los usuarios del centro social.

Con todos y gracias a todos, el centro social ha ido creciendo haciendo una gran labor para el bien todos los vecinos y el barrio.

Quisiera dar la enhorabuena a la nueva directora, una persona encantadora que desde hace poco ha cogido el timón de esta embarcación y por lo cual, le deseo lo mejor.

También quiero felicitar a todos por este 25º Aniversario y que cumplamos muchos más, espero que cuando no podamos continuar con las actividades, cursos, etc. Nos reunamos en la cafetería para compartir unos buenos momentos, charlar y recordar como empezamos en el Centro Social de Coia.

Leoplo Ferty

Un comentario sobre “Certamen literario. El Centro Social cumplió

  • el 23 de abril, 2018 a las 14:58
    Permalink

    Qué buenos recuerdos y anécdotas tiene el Centro Social…cuánto “BARRIO HA HECHO” y sigue haciendo.

    Muy buen relato LEOPOLDO FERTY

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *