Certamen literario. “25 años de recuerdos”.

Llegué al barrio cuando en el lugar que hoy está el Centro Social sólo era un espacio abierto.
Al poco se empezó a construir el pabellón y después este Centro.
Tan cerca de mi casa, lo empecé a frecuentar desde el primer día, pronto me apunté a bolillos y a una clase de gimnasia.
El día de la inauguración hacía un calor muy por encima de lo que se espera para un mes de mayo, y el Sr. Fraga dentro de su discurso mencionó que era un centro para la tercera edad; esto me sentó muy mal porque yo por entonces aún no había cumplido los 50.

Grupio Teatro Esguello

La verdad es que nunca fue un centro sólo de mayores.
Aquí he vivido muchas agradables y participativas experiencias.
En un principio éramos pocos y el centro se convirtió en parte de nuestras vidas. Participaba de una forma muy activa en todo lo que se organizaba. Más de una bronca familiar tuve a causa de las horas que allí pasaba.
Recuerdo como “hacía bolillos” para encajar todo: mis obligaciones familiares, mi trabajo y mi diversión, que en aquel momento estaba en el Centro Social.
Recuerdo sabores, un concurso de tortillas en una romería en el Aloia que acabó celebrándose en el salón de actos a causa de la lluvia.
Recuerdo confeccionar los trajes de los Reyes Magos y a Alejandro, que a día de hoy es un chaval de 85 años haciendo de Melchor.

Mª Jusús y sus alumnas de bolillos

Recuerdo la primera excursión al extranjero: Portugal y como los que viajaban preferían un mercadillo a unas ruinas romanas.
Recuerdo el primer grupo de teatro, el que decidió llamarse Esguello, y a cada uno de sus miembros.
Recuerdo una representación de Hamlet en Ons, con una puesta en escena espectacular.
Recuerdo la Orquesta de Cámara de Vigo actuando sobre un añadido construido con cajas de cerveza y madera, nuestro escenario se quedaba pequeño pero no fue impedimento para tal actuación.
Recuerdo la época en que había conferencias todas las semanas.
Recuerdo un curso de “Chapuzas del hogar” que impartieron nuestros Susos, los conserjes, en este aprendimos a poner ladrillos. La directora ahorraba mano de obra para construir las jardineras de la entrada.
Recuerdo como “asaltamos cariñosamente” a Corina, en aquel entonces Conselleira, en una de sus visitas y conseguimos nuestra flamante puerta automática. Antes para los que no lo sepan teníamos cuatro incómodas e inaccesibles para minusválidos.

Foto:
Fin de curso. Taichi en San Roque

Recuerdo asistir a mi primer curso de informática, con voluntarios, por fin alguien me explicaba algo sobre un ordenador sin hacerme sentir inútil.
Recuerdo un mercadillo en el que nos volcamos para recaudar fondos para el Tsunami y nos  asombramos de lo recaudado.
Recuerdo cuando marchamos con globos morados y negros hasta Príncipe, casi cien personas en su mayoría mujeres, para manifestar nuestra repulsa a los malos tratos.
Recuerdo un taller de historia que me hizo saber que vivo sobre un poblado castrexo
Recuerdo cantar, actuar, sentirme orgullosa, debatir, aprender, ganar amigos, compartir, divertirme y en alguna ocasión también llorar.
Definitivamente el Centro Social es parte de mi vida y yo también soy parte de esos 25 años que esté año celebramos.

Seudónimo: Matu Salena

Un comentario sobre “Certamen literario. “25 años de recuerdos”.

  • el 6 de marzo, 2018 a las 16:13
    Permalink

    Gracias Matu por tus recuerdos, algunos compartidos, otros desconocidos para mi.
    Este Centro también forma parte de mi vida. Gracias a todos los que lo han hecho posible.

Comentarios cerrados.