Casadielles asturianos

Llegan los carnavales a Vigo, una de las celebraciones favoritas de los gallegos, una cita vinculada a ritos de fertilidad y protección de las cosechas. En estas fiestas es cuando comemos las tradicionales orejas y las filloas, dulce típico de nuestra ciudad.
Este año nos vamos a buscar la receta típica de los carnavales a Asturias, como dice el dicho gallegos y asturianos primos hermanos.
La gastronomía, también nos une. Uno de los ejemplos más claros quizá sean los tradicionales frixuelos asturianos propios de estas fechas, ( son primos hermanos de las filloas gallegas).
Su postre estrella, que es tradición degustar en carnavales y en navidades son las casadielles que se preparan en toda Asturias. Seguramente por ser un pueblo donde los frutos secos fueron parte de su sustento y trabajo recolector, de ahí la preparación de este postre donde las nueces son su ingrediente estrella.

Ingredientes: Masa
450 g. harina de trigo
2 cucharaditas tipo postre de levadura química
150 ml. vino blanco
150 ml. aceite oliva virgen suave
1 yema
1 pizca de sal

Para el relleno:
250 g. nueces peladas
150 g. azúcar
6 cucharadas soperas de leche
4 cucharadas soperas de anís

Para decorar:

Azúcar para espolvorear

Aceite suave para freír

Elaboración: de la masa

En un bol mezclamos bien el aceite, el vino, las yemas y la pizca de sal

Añadimos la harina y la levadura y comenzamos a amasar, hasta formar una bola que no se nos pegue a las manos.

Envolvemos la bola en papel film y dejamos reposar la masa (lo mínimo durante 1 hora ½ ) Si queremos podemos hacer la masa el día anterior al que queramos preparar los casadielles, se conservará sin problema.

Preparación del relleno de nuez:

Quitamos las cáscaras de las nueces y las trituramos. No queremos que queden tan molidas que parezca harina, por lo que lo mejor es que pongamos las nueces en una bolsa de plástico y con un mazo o martillo, las golpeemos hasta desmenuzarlas.

Tienen que quedar troceadas muy finas, pero no pulverizadas. Ponemos las nueces en un bol y añadimos el azúcar, el anís y la leche. Mezclamos bien hasta que nos quede una pasta.

Extendemos la masa con un rodillo sobre una superficie enharinada, intentando que quede lo más fina posible. La cortamos en porciones iguales de 12 x10 cm.

En cada porción de masa colocamos una cucharada de relleno, dejándolo separado de los laterales 1 o 2 cm.

Enrollamos la masa para cerrar el relleno y con un tenedor sellamos los bordes.

En una sartén honda calentamos abundante aceite, lo suficiente como para que los casadielles floten al añadirlos en la sartén

Cuando esté caliente vamos incorporando las porciones y freímos por ambos lados controlando la temperatura para evitar que se nos quemen.

Retiramos directamente a una bandeja con azúcar en donde rebozamos cada una de nuestras casadielles.

Animaros a preparar este sabrosísimo postre.

Nota:
Hay muchas variantes en esta receta que la preparan según zonas donde se encuentren. En ocasiones la masa se prepara sin vino, el relleno puede llevar avellanas acompañando a las nueces y miel en lugar de azúcar, se aromatiza o no con anís.

Texto y fotos

Raquel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *