Conejo asado al horno con patatas panaderas

El conejo es una de las carnes que menos grasa tiene, lo cual la convierte en una de las carnes más saludables. Rico en proteínas y en vitamina B. Esta carne es algo insípida, por eso a la hora de cocinar tenemos que ser generosos al condimentarla. Todos estos ingredientes darán como resultado, un plato muy sabroso y nutritivo.

Ingredientes:
1 conejo
4 patatas
1 cebolla
1 cabeza de ajo
1 hoja de laurel
Pimentón dulce (opcional una pizca de picante)
Vinagre
Aceite de oliva
Azafrán
1 vaso de vino blanco
Sal
Pimienta negra

 

Elaboración:
Limpiamos el conejo.

Para el adobo:
Machacamos en el mortero la hoja de laurel troceada y los ajos picados. Añadimos el pimentón dulce con una pizca de picante y un buen chorro de vinagre.

Incorporamos el adobo al conejo, procurando que todas las partes estén bien impregnadas. Tapamos con un film y dejamos que repose 2 horas.

Precalentamos el horno a 190º C.

Mientras pelamos las patatas y las cortamos en rodajas de medio centímetro de grosor más o menos, y cortamos la cebolla en juliana.

En una bandeja de horno colocamos las patatas y la cebolla, salpimentamos. Encima ponemos el conejo, bañamos todo generosamente con el vino blanco y el azafrán. Por último rehogamos con un buen chorro de aceite.

Lo metemos en el horno durante 40 minutos aproximadamente, a mitad del horneado le damos la vuelta al conejo para que también coja color dorado por ambos lados, y aprovechamos para echarle un poco del majado por encima para que quede jugoso.

Finalmente sacaremos el conejo que ya estará hecho del horno, sirviendo a cada persona un trozo, junto con una guarnición de patatas.

Vierte sobre cada plato un poco de salsa de la bandeja del horno.

Buen provecho.

Texto y fotos:
Raquel