Los beneficios de hacer encaje de bolillos.

Esta artesanía que consiste en manejar los bolillos, siguiendo un patrón o picado sobre una almohadilla denominada mundillo, parece ser; proviene de oriente. Pero se extenderá por todo el mundo y será entre 1500 y 1700 cuando alcance su apogeo, debido a que todavía no se habían inventado las máquinas bordadoras y la nobleza Europea de Venecia, Inglaterra, Francia o Bélgica demandaban estos trabajos para adornar y enriquecer su atuendo. Su difusión le hizo llegar a Estados Unidos, Rusia, España, etc. Llegando a coexistir múltiples estilos diferentes a la hora de confeccionar el encaje de bolillos. En Galicia el más conocido es del de Camariñas.

Pero además de los beneficios puramente estéticos el encaje de bolillos, aporta muchos beneficios a quien lo realiza. Esta labor fina y delicada sirve para relajarse, activar la concentración y trabajar la memoria por tanto está muy indicado para personas que acusan estrés, hiperactividad, ansiedad, depresión, o incluso pérdida de memoria.

El trabajo con los bolillos es un buen ejercicio de psicomotricidad fina que beneficia a las personas que padecen enfermedades reumáticas como artritis, artrosis, etc.

Por otra parte este tipo de artesanías practicadas en grupo fomentan la socialización de quienes lo practican mejorando su nivel de autoestima por la sensación de logro que se obtiene al realizar la labor.

Por tanto podemos concluir que más allá de lo estético el encaje de bolillos es terapéutico y muy recomendable para la sociedad tan acelerada en la que vivimos, en la que precisamos de momentos y actividades que nos inviten a la relajación y a la búsqueda de la calma y el equilibrio. El encaje de bolillos sienta bien al cuerpo y al alma. 

Texto: Mª Carmen Bendaña Rodríguez. Artesá palilleira. Monitora de Encaje de Bolillos de este Centro