Galicia llora.

Queremos desde aquí mandar todo nuestro apoyo y solidaridad a los afectados por los incendios del día de ayer, y en especial a todos nuestros lectores y usuarios de C S Coia, sabemos que algunos tuvieron  las llamas a las puertas de sus casas, afectando a sus jardines. La solidaridad: cadenas humanas con calderos, impidió que el fuego llegase a ellas.

La redacción de esta revista está impactada, como todos los gallegos y las gentes de mucho más allá de nuestras fronteras.

La imagen anterior, extraída de las redes, nos  parece toda una alegoría de cómo nos sentimos y como se siente nuestra tierra.

En las redes han circulado múltiples noticias en directo, imágenes, videos, (hasta bulos: algo inaudito). Sobrecogía ver el fuego en nuestras calles y montes. Las redes también ardieron de información,  para la mayoría de nosotros, no afectados más que por el humo y la incertidumbre, la noche fue muy larga pensando en parientes y amigos.

Aquí os dejamos algunas reflexiones que los usuarios han llegado a nuestra redacción.

“Este é un pesadelo, nunca na miña vida o pasei tan mal”.

“Todos los gallegos, a excepción de los pirómanos deseamos  que esto no se repita”

“Nuestras casas, en la Avd. De Europa, se salvaron gracias a la gente joven que trabajó sin parar hasta el amanecer”

“Pícanme os ollos e non é do fume, é da pena que me da vela miña terra convertida em cinza”

“Un aspecto muy importante en la lucha contra el fuego es la prevención,  tan importante es tener brigadas en verano como el resto del año, limpiando rastrojos, librando cortafuegos”

“Era previsible que la situación: alerta máxima, ahora sabemos lo del -más de 30º, menos de 30º se humedad y más de 30 km. hora-, ¿no la sabían las autoridades? ¿Dónde está la prevención?”

Vigo visto desde Cangas

“El fuego fue el protagonista esta noche. Hay quien lo ha vivido muy de cerca teniendo que abandonar su casa. El miedo entró esta noche en muchos hogares. Que fragíl fue todo de pronto. La  vida se vuelve todavía más valiosa ante el temor de perderla. Por eso hay que ganarla día a día”.

“Hoy cuando me levanté y miré por la ventana, me di cuenta que la maltratada diosa naturaleza me regalaba, a pesar de todo, lo que de verdad necesito: aire, luz y la dulce monotonía del día a día, y el cariño incondicional de la gente a la que de verdad le importo. Vi pasar las señoras con su carrito para hacer la compra, mientras una suave llovizna caía generosamente del cielo. Esto es lo único necesario para vivir cada día con verdadera cordura y felicidad. Mis lágrimas y perdón a la gran madre naturaleza por las aberraciones humanas”.

Redacción y colaboraciones de usuarios.

 

3 comentarios sobre “Galicia llora.

  • el 17 de octubre, 2017 a las 15:04
    Permalink

    A Galicia la queman y esas son las sombras de la naturaleza humana, pero también surgen las luces de esa misma naturaleza humana, la solidaridad.
    Lo que hemos visto en estos días en Vigo, es una muestra de que no todo está perdido y debe de servir como entrenamiento de lo que debe ser una sociedad madura para practicarla en lo cotidiano.

  • el 18 de octubre, 2017 a las 15:16
    Permalink

    esta foto me hizo llorar.

  • el 18 de octubre, 2017 a las 23:05
    Permalink

    Hai xente, como esta velliña da foto que xa non lle quedan bágoas nos seus resecos ollos: todolos o mesmo: o lume no monte, a casiña en perigo de perderse, os animaismorrendo de fame na corte…señor…qué fixemos para merecer tanto castigo? O Señor non contesta…bágoas perdidas…

Comentarios cerrados.