Carrilleras de ternera en salsa de pimiento, cebolla y zanahoria

Las carrilleras de ternera cocinadas a fuego moderado, resulta una carne muy tierna y jugosa, aunque su salsa nos  resulte tentadora para nuestra línea, pues  nos invita a mojar pan. La receta en cuestión la comí por primera vez en un restaurante, pero hasta hoy no me había decidido a hacerla,  la verdad es que me ha gustado mucho. Espero que a vosotros también.

Ingredientes:
4 Carrilleras de ternera (decirle al carnicero que os las limpie)
2 cebollas
2 zanahorias
2 pimientos rojos
1 hoja de Laurel
Unos granos de pimienta
2 dientes de ajo
1 vaso de caldo de ternera
200 ml vino tinto
200 ml vino blanco
Harina
Aceite de oliva
Sal

 

Preparación:
Vamos a picar todas las verduras, pero no es necesario hacerlas muy pequeñas pues las vamos a pasar por la batidora,

Salpimentamos las carrilleras, las pasamos por harina y en una sartén con un poco de aceite las sellamos.

Una vez doradas, retiramos las carrilleras, las reservamos y colamos su aceite para eliminar restos de harina.

En el mismo aceite, pochamos el pimiento rojo, la cebolla, los ajos y la zanahoria.

Añadimos una hoja de laurel, unos granos de pimienta y las carrilleras, les damos unas vueltas y a continuación agregamos el vino tinto y blanco dejamos cocer un rato hasta que se evapore el alcohol.

Agregamos una pizca de sal, el caldo y seguimos cocinando unas dos horas aproximadamente a fuego moderado hasta que la carne esté tierna.

Una vez pasado el tiempo, retiramos las carrilleras, la hoja de laurel y trituramos la salsa.

Os quedará una salsa buenísima para mojar un rico pan.

Nota:
Podéis acompañarlas con un arroz en blanco, con patatas panaderas, con puré de patatas, o simplemente con una ensalada.