Empanadillas de espinacas y jamón

La receta de esta semana es un plato completo, fácil de hacer y económico. El cual es muy versátil que se puede elaborar casi con cualquier resto que tengamos en la nevera. En esta ocasión he elegido unas espinacas con jamón y queso, son ligeras y sabrosas (una forma fácil de que los niños tomen verdura sin protestar).

Ingredientes:

1 paquete de obleas de empanadillas
2 huevos (uno para cocer y otro para batir y pintar las empanadillas)
200 gr. de espinacas frescas (también pueden ser congeladas)
3 dientes de ajo
1 paquetito de jamón serrano cortado en tiritas
100 gr. de taquitos de Finello para ensaladas (yo puse ricota que es lo que tenía en el frigorífico)
Sal y pimienta
Un chorrito de aceite de oliva virgen

Preparación:

En primer lugar hervimos las espinacas durante 5 minutos (si utilizáis las congeladas, seguid las instrucciones del envase). Se retiran del agua se escurren bien. Reservamos.

Cocer el huevo en agua con una pizca de sal. Dejamos enfriar un poco, lo pelamos y picamos.

Mientras en una sartén ponemos un chorrito de aceite de oliva y a fuego lento doramos los ajos picados, procurando que no se quemen y se vayan dorando muy lentamente.

A continuación agregamos las espinacas y el jamón, un poquito de sal y pimienta y las rehogamos un minuto. Reservamos.

Montamos las empanadillas. En cada oblea ponemos un montoncito de espinacas (una cucharada), unos trocitos de huevo y queso.

Cerramos cada una y sellamos los bordes con un tenedor. Las pintamos con el huevo batido, y las horneamos durante unos 15 minutos a 180º (cuando empiecen a estar doradas, estarán listas).

Nota:

Se puede acompañar de una ensalada completa. Que os aproveche

Texto y fotos:

Raquel