Solomillo de cerdo con salsa al roquefort

 

El queso roquefort, es de origen francés y está dentro de la categoría de los quesos azules. Tiene un intenso sabor, es muy utilizado para elaborar salsas.
En esta ocasión vamos a elaborar una sencilla salsa para carnes.

 

Ingredientes

2 solomillos de cerdo
75 gr. queso Roquefort
400 ml. nata para cocinar
100 ml. coñac
Aceite de oliva virgen extra
Sal, pimienta negra y una pizca de nuez moscada

Elaboración:

Limpiamos los solomillos de restos de pielecillas o grasa que puedan tener y cortamos en medallones, de 1,5 cm. de grosor aproximadamente.

En una sartén calentamos 2 o 3 cucharadas de aceite de oliva y salteamos la carne salpimentada. No cocinarla demasiado ya que continuará su cocción más adelante con la salsa. Reservamos.

En la misma sartén donde hemos cocinado la carne y para aprovechar los jugos, añadimos la nata. Cuando esta comience a hervir incorporamos el queso Roquefort desmenuzado, el coñac y la nuez moscada.

Cocinamos a fuego medio sin parar de remover durante 3 o 4 minutos, hasta que el queso se haya fundido.

Incorporamos los filetes que tenemos reservados a la salsa  y cocinamos durante unos minutos más removiendo de vez en cuando, hasta que la salsa se haya concentrado con todos los jugos y sabores.

Servimos los solomillos bien calientes.

Podemos acompañar este plato con unas patatas fritas o de una buena ensalada

Texto: Raquel

Fotos: Extraídas de internet