La banda sonora de mayo

Si tuviese que decir cual es mi mes favorito sin dudarlo diría mayo, no hay mes más bonito, mas alegre, mas florido, con mejor banda sonora… hoy os voy a explicar el por que así lo creo:

Bajo la cubierta de mi tejado, cada año, alrededor del primero de mayo, como si de unos fieles trabajadores que van de manifestación sindical se tratase, aparecen mi pareja de vencejos, y digo míos porque les he salvado un par de veces la vida de las zarpas de mi queridísima Luna (una pequeña gata que vivía con nosotras hasta que el año pasado, después de agasajarnos con su presencia dieciocho años se fue al paraíso de las mascotas, el arco iris).  Mis ocupas de verano tienen las patitas atrofiadas y no saben andar como todos los vencejos, no vayáis a pensar que los míos son unos pobrecitos tullidos (por favor, si algún día veis uno saltando en el suelo ayudarlo a que emprenda el vuelo, quizás sea uno de mis vencejos). En algunas zonas los llaman el pájaro del diablo por los gritos que emiten, a mí la verdad es que me gusta como gritan y estoy encantada de recibirlos cada mayo y despedirme de ellos y sus retoños cada agosto.
En el mes de mayo ya puedo ir a recoger fresas a la casa de la señora Carmen, fresas silvestres,¿ las habéis probado alguna vez?, son como pequeñas fresas con el sabor concentrado, no hay nada mas delicioso que estar un buen ratito cogiendo fresas directamente para dar una fiesta al paladar. También tiene de las otras, de las grandes, de esas también cojo y me las llevo para casa.
El mes de mayo no es mi favorito por la llegada de mis vencejos o porque puedo comer fresas (mi fruta favorita por cierto) recién cogidas,  el mes de mayo es mi favorito sin lugar a dudas por las flores, los jardines y parques se tiñen de todos los colores imaginables y a mí me gustan todas las flores; me gustan pequeñas, grandes, silvestres, azules, rojas, lilas moradas… nunca he tenido destreza para formar ramilletes de flores, no estaba en el reparto de ese tipo de maña, que le vamos a hacer. Sin embargo, y pese a que me quedan bastante “chafalleiros” me gusta recoger flores (sí, normalmente también lo hago en la casa de señora Carmen que tiene muchas), y adornar la mesa del salón, la cómoda del dormitorio, el pasillo…. ¿hay algo mas agradable después de un día agotador en el trabajo que llegar a casa y abrir la puerta, encontrarte con un ramo de rosas y percibir ese suil perfume? ¡Que gusto! Las flores me parece que son algo que debemos disfrutar, que ignoramos y pasamos de largo, la verdad es una verdadera pena.

La fundación Juegaterapia recupera azoteas en desuso de los hospitales y las convierte en jardines donde los niños enfermos de cáncer puedan jugar al aire libre.

Yo desde bien pequeña me he cuestionado el hecho de llevar flores a los entierros y cementerios, me parece que hay cosas que deben disfrutarse en vida, lo siento si parezco cruel pero es lo que pienso…. Hace poco fui al funeral del hermano de una amiga; tras ser atropellado en un paso de peatones de esta ciudad en Semana Santa y luchar por su vida durante días murió (no sin antes haber donado sus órganos). Yo no lo conocía personalmente, pero sabiendo como son las hermanas tengo claro que era buena persona. Era el gerente de una empresa de Plantas y flores, y en su funeral sólo se vieron tres rosas las cuales portaban la viuda y sus dos hijas. Se estarán preguntando porque no había flores en el funeral de un trabajador de una empresa de este tipo; pues porque por expreso deseo de la familia el dinero que se pretendiese gastar en flores solicitaban que lo destinasen a fines sociales.

el dinero que se pretendiese gastar en flores solicitaban que lo destinasen a fines sociales

Un grupo de personas muy allegado a las hermanas decidieron  hacer un donativo a la organización Juegaterapia, concretamente al proyecto que consiste en reconstruir azoteas en desuso de hospitales de toda España, para convertirlas en bonitos jardines donde los pequeños que deban permanecer ingresados tengan un jardín de juegos, porque creen que el juego debe formar parte de las terapias que van recibir los mas pequeños. Yo no conocía esta organización y me lleve una grata sorpresa. Por ahora tienen un precioso jardín en la azotea del hospital de la Paz,y otro el 12 de octubre ambos en Madrid, tienen en proyecto un jardín en el hospital La Fe de Valencia. Os dejo el enlace, os invito a que le echéis un vistazo, y por esta semana no enredo más que aquí, frente al ordenador, estoy perdiendo tiempo de disfrutar de las flores, de mis vencejos y de mi queridísimo mes de mayo..
https://www.juegaterapia.org/el-jardin-de-mi-hospi/

Colaboración: Fiona Blanco

 

Un comentario sobre “La banda sonora de mayo

  • el 11 de Mayo, 2017 a las 18:42
    Permalink

    Fiona te felicito por este artículo. Nos das una valiosa información, la de esas azoteas que pocas conocemos. Gracias con un ramo de flores de “no me olvides”, que son azules y bellisimas. Sigue con nosotros a través de tus escritos. Saludos. Alex

Comentarios cerrados.