23 de Abril Día del Libro

He escuchado por los medios de comunicación que en el día de hoy se ha superado en un 8%  las ventas de libros respecto al año anterior. La verdad no sé si por que el 23 de Abril de este año ha coincidido en domingo, o por  si nos vamos acostumbrando a celebrar esta fiesta, resulta que a mí me ha parecido que este año tanto en la prensa escrita, como en los otros medios de comunicación, se le ha dado como mayor empaque a esta celebración del” Día del Libro”

“Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido un corazón que llora” Proverbio hindú.

Parándome a pensar he llegado a la conclusión de que hay muchos motivos y no son siempre culturales los que se mueven alrededor de este evento; desde luego que es una fiesta de relaciones humanas en torno al libro por ejemplo: Público en general,

Autores, Ilustradores, editores , editoriales, librerías, libreros, profesionales dedicados al sector del libro,  lectores interesados en encontrar actividades relacionadas con los libros, escritores,  libreros, instituciones públicas y privadas, políticos, bibliotecas, bibliotecarios, universidades, educadores, profesores, gremios, medios de comunicación, periodistas, floristerías, floristas y miles de lectores más celebrando la fiesta del libro y del derecho de autor.

Y siguiendo indagando sobre este día más o menos festivo, surgen las  preguntas… ¿desde cuándo se celebra, y cuál es su origen? ¿Por qué el 23 de abril?

El día 7 de Octubre de 1926 fue el primer Día del Libro en España. La idea había partido de un escritor valenciano llamado D. Vicente Clavel Andrés que había propuesto a la Cámara Oficial del Libro en Barcelona en el 1923 celebrar el Día del libro. En año 1926 el rey D. Alfonso XIII aprobó la idea.

En 1930, se instaura definitivamente la fecha del 23 de abril como Día del Libro, donde este día coincide con Sant Jordi – San Jorge, patrón de Alemania, Aragón, Bulgaria, Cataluña, Etiopía, Georgia, Grecia, Inglaterra, Líbano, Lituania, Países Bajos, Portugal, Eslovenia y México.

Más razones para que el 23 de Abril sea el Día del Libro.

En un  23 de abril de 1616 fallecían Cervantes, Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega. También en un 23 de abril nacieron – o murieron – otros escritores eminentes como Maurice Druon, K. Laxness, Vladimir Nabokov, Josep Pla o Manuel Mejía Vallejo. Por este motivo, esta fecha tan simbólica para la literatura universal fue la escogida por la Conferencia General de la UNESCO para rendir un homenaje mundial al libro y sus autores, y alentar a todos, en particular a los más jóvenes, a descubrir el placer de la lectura y respetar la irreemplazable contribución de los creadores al progreso social y cultural.

En 1995 El Día del Libro se convierte en una FIESTA MUNDIAL. El Día del Libro fue propuesto por la Unión Internacional de Editores (UTE), y presentada por el gobierno español a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). En 1995, se aprobó proclamar el 23 de abril de cada año el “Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor“.

La frase de celebración del Mundial del Libro y del Derecho de Autor 2016 de UNESCO :

«No hay nada como un libro. Un libro es un vínculo entre el pasado y el futuro. Es un puente entre generaciones y entre culturas. Es una fuerza para crear y compartir la sabiduría y el conocimiento.»  Mensaje de Irina Bokova, Directora General de la UNESCO.

Como gesto de amor y amistad es costumbre, sobre todo en Cataluña, regalarse un libro y una rosa. Bonito regalo.

Texto:   Esther

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2 comentarios sobre “23 de Abril Día del Libro

  • el 27 de abril, 2017 a las 13:57
    Permalink

    Es gratificante saber que la gente cada vez da más importancia a la lectura..
    Gracias por tu exposición.

  • el 1 de mayo, 2017 a las 23:24
    Permalink

    Estupendo Esther. Hablemos de los libros porque son las mejores medicinas para el alma, el cuerpo y el cerebro. En ellos encontramos el amor eterno, todas las respuestas y la espera incondicional. Vivan los libros!

Comentarios cerrados.