La primera mujer que dió la vuelta al mundo en bicicleta

Todo surgió cuando en el Taller de Lectores de este Centro se nos ocurrió hacernos la pregunta: “¿qué tal dar la vuelta al mundo en bicicleta?” como consecuencia indagamos cuantas personas han vivido esta aventura al día de hoy. Y efectivamente ha habido muchísima gente que la ha realizado; y se calcula que actualmente puede haber alrededor de 100 personas que en su bici están viviendo esta experiencia.

Y siguiendo curioseando nos encontramos con el nombre de una mujer: Annie Londonderry. ¿Quién fue esta mujer?, pues ni más ni menos qué la primera mujer que dio la vuelta al mundo en bicicleta.

Annie Cohen, éste era su auténtico apellido nació en 1870 en Riga (en la actual Letonia), de padres judíos que emigraron a Estados Unidos siendo ella una niña de cinco años. La familia que  tenía dos hijas mayores que Annie aumentó con tres hijos más. Cuando Annie tenía diecisiete años en 1887, tuvo que hacerse cargo junto con su hermano de 20 años  de sus hermanos pequeños. Pues sus padres Leví y Beatrice habían fallecido en menos de dos meses. Un año después se casó con un vendedor ambulante, Simon Kopchovsky, con el que tuvo cuatro hijos. Annie siendo ama de casa ya ayudaba a la economía doméstica vendiendo anuncios de los periódicos locales.

Pero, porqué Annie una mujer con tres hijos, en una sociedad en que la mujer sólo se dedicaba a cuidar de la familia, y en que las mujeres no tenían derechos, coge una bici y da la vuelta al mundo. Pues… por una apuesta. Y en qué consistió la apuesta:

Dos socios de un club bostoniano le propusieron dar la vuelta al mundo en bicicleta en 15 meses a cambio de 10.000 dólares. Esta cantidad era muy importante considerando que en aquellos tiempos el salario anual era de mil dólares. Ahora bien le impusieron la condición de que no podía llevar un centavo en el bolsillo al iniciar el recorrido. Los socios del club se rieron cuando Annie aceptó la apuesta. Está claro qué se creían que la joven madre no iba a aceptar, ni mucho menos ganar la apuesta; pero lo cierto es que Annie que ya tenía tres hijos debió pensar que el dinero no venía mal para mejorar su economía familiar.

Annie, cumpliendo el contrato, se buscó la manera de agenciarse dinero antes de salir de los Estados Unidos. Le surgió una oferta del New Hampshire Londonderry Spring Water Company. La empresa de agua de manantial le pagó 100 dólares por llevar su pancarta en la parte trasera de la bicicleta, y que cambiase su apellido de Cohen a Londonderry.

El 25 de junio de 1894, con 24 años comenzó su viaje desde la Massachusetts State House. Iba subida a una bicicleta de mujer de la marca Columbia, y vestida con una falda larga. En la parte trasera de la bicicleta llevaba colgado su primer  sponsor: Londonderry. En Chicago consiguió cambiar su pesada bicicleta de mujer, de casi 20 kilos de peso, por una Sterling para caballeros, mucho más ligera, y la falda por unos pantalones más cómodos.

Cambió su ruta del oeste al este, posiblemente a causa del invierno, y se dirigió a Europa desde la ciudad de Nueva York. Llegó a El Havre, Francia el 3 de diciembre de 1894. A pesar de las dificultades burocráticas, Londonderry dijo que su viaje a través de Francia fue el más fácil de todos. Fue de París a Marsella en dos semanas, ganándose el reconocimiento público. Pedaleó por el Mediterráneo hasta Egipto, haciendo pequeñas excursiones por el país, y después se dirigió a Jerusalén y a la actual Yemen, antes de embarcarse para ir a Colombo y Singapur.

Tras volver a los Estados Unidos a través de San Francisco, el 23 de marzo de 1895, pedaleó hasta Los Ángeles, y después a El Paso, para después seguir hacia el norte, hacia Denver, a donde llegó el 12 de agosto de 1895.

Durante el viaje de 15 meses, para subsistir, fue ganando dinero dando pláticas sobre el camino, y vendiendo publicidad, que ella misma cosía a su ropa o colgaba de la bicicleta. Además de ser una pionera feminista, era una buena publicista.

Legó a Boston el 24 de septiembre sana y salva, aunque con una muñeca un poco averiada por una caída , los dos apostantes tuvieron que cumplir su palabra, rendirse a sus pies y pagarle el dinero de la apuesta.

Annie se trasladó con su familia a New York; trabajó como periodista en el New York World tuvo un cuarto Hijo y murió en el año 1947 en el anonimato.

En 2007, un descendiente de Annie recopiló su historia y la plasmó en un libro, Around the World on Tho Wheels.

Fotos: Wikepedia

 

Un comentario sobre “La primera mujer que dió la vuelta al mundo en bicicleta

  • el 1 de abril, 2017 a las 18:06
    Permalink

    Gostei muito do artigo, orixinal e moi educativo. Tanto polo tema como a elección da protagonista, Annie. Moitas grazas.

Comentarios cerrados.