Curiosidades en la vida de los animales

EL ÁGULA

Entre las cosas que circulan por la red, me encontré con esta historia sobre la vida del águila; me pareció muy curiosa y paso a reescribirla. Espero que os guste.

El águila es el ave que posee la mayor longevidad de su especie. Llega a vivir 70 años. Pero para llegar a esa edad, a los 40 años de vida tiene que tomar una seria decisión.

 A los 40 años: Sus uñas curvas y flexibles ya no consiguen agarrar las presas de las que se alimenta. Su pico alargado y puntiagudo se va curvando hacia su pecho. También apuntando contra el pecho están las alas, envejecidas y pesadas por las gruesas plumas.

 ¡ Volar es ahora muy difícil ! Entonces el águila tiene sólo dos alternativas:

Morir… o enfrentar un doloroso proceso de renovación que durará  150  días.

 Ese proceso consiste en volar hacia lo alto de una montaña y refugiarse en un nido, próximo a una pared, donde no necesite volar. Entonces, apenas encuentra ese lugar, el águila comienza a golpear la pared con su pico hasta conseguir arrancárselo. Apenas lo arranca  debe esperar a que nazca un nuevo pico con el cual después va a arrancar sus viejas uñas. Cuando las nuevas uñas comienzan a nacer, prosigue arrancando sus viejas plumas. Y después de cinco meses, sale victoriosa, con su famoso vuelo de renovación y entonces dispone de…

¡30 años más de vida!

 A veces nos preguntamos: ¿Por qué renovarnos?

 En nuestra vida, muchas veces, tenemos que resguardarnos por algún tiempo y comenzar un proceso de renovación.

Para  que  reanudemos un vuelo victorioso, nos debemos desprender de ataduras, costumbres y otras tradiciones del pasado. A veces nos preguntamos: ¿Por qué renovarnos?

Solamente libres del peso del pasado, podremos aprovechar el valioso resultado de una…

“RENOVACIÓN”

4 comentarios sobre “Curiosidades en la vida de los animales

  • el 2 de febrero, 2017 a las 11:59
    Permalink

    Gracias Esther por compartir. Sí que es curioso y esto nos tiene que hacer reflexionar.

  • el 2 de febrero, 2017 a las 19:43
    Permalink

    É unnha boa metáfora para reflexionar sobre a vida, pero como ímos tan depresa non nos decatamos, e por iso mesmo nos pasa o tempo tan de súpeto.

  • el 2 de febrero, 2017 a las 20:20
    Permalink

    Excelente historia. Gracias Esther. Pensé que solamente el Ave Fenix era el único con poder para resurgir de sus cenizas.

  • el 5 de febrero, 2017 a las 14:09
    Permalink

    Gracias, Esther. Deberíamos reflexionar sobre la conducta del águila.
    En la vida se presentan circunstancias en las que tomar decisiones no es fácil y solo la valentía nos ayuda a hacerlo y, luego, agradecemos haberlo hecho.

Comentarios cerrados.