Un buen futuro nos aguarda…

E.T.ELa pasada semana decidí ver E.T. con Sara y los gemelos.  No la conocían, su madre nació el mismo año de su estreno y tras 33 años, el olvido era más que evidente.
El gran éxito mundial del año 1.982, se ha convertido en una deliciosa película clásica, serpenteada de matices que hacen que a los pocos minutos te enamores nuevamente de sus personajes.
La trama es muy sencilla, muy adecuada para los niños, incidiendo sobre los buenos sentimientos, la amistad, la lealtad, sin caer en la torpe y simplona ñoñería.
Estaba seguro que les iba a gustar porque es exquisita y divertida, con una calidad que en su momento fue reconocida mayoritariamente por un público que se fascinó contemplándola.   El tiempo no ha hecho mella, y a diferencia de otras, sigue resultando tan atractiva como el día de su estreno.
A los pocos minutos tanto Sara como los gemelos, no eran capaces de entender lo que allí se proponía. Se reían de E.T. cuando Elliot lo descubre; y el conjunto de escenas inspiradas por la ternura del personaje les hacían hablar entre ellos: Se aburrían…  No lograron empatizar con las emociones que allí se presentaban…
Me apenó profundamente, descubrir lo que 30 años ha menoscabado a nuestros futuros herederos.  Me asustan las limitaciones que en las mentes de estos chiquillos se producen, gracias a unos medios de comunicación canallas, que usan y abusan del impacto de imágenes vacías de contenido, que conducen a la alienación más absoluta de unas cabecitas programadas desde la infancia para no comprender y  lo que es mucho más grave: Evitar pensar.
Constituimos  una cultura que un día formo parte de un gran imperio, tanto intelectual como económico.  Poseemos la mayor pinacoteca del mundo (El museo del Prado) En sus sótanos se almacenan más cuadros que los expuestos.  El Quijote es la obra más traducida después de la Biblia.  Todo  se acabará, no me cabe duda, el día que se produzca el salto generacional, si algo no cambia.
Una gran parte de los jóvenes de hoy (Ya no hablo de niños) no saben escribir sin cometer un buen puñado de faltas de ortografía en cada texto, cuando nunca se ha escrito tanto a través del   “guasas”.  No tienen nada que contar cuando desean hacerlo, y mucho menos que decir; porque no pueden ni saben comunicarse.
Estamos viendo a través de la televisión, como en el próximo oriente, ya se destruyen incunables obras de arte, al ser sometidas a una barbarie absurda, que no tiene explicación, a través de unas generaciones que ignoran un pasado que entendiéndolo, podría conducirles a dirigir su propio futuro.
No se lee, y el cine que mayoritariamente se consume por todas partes, es el de machos malos, que levantan la pierna para golpear a otros machos mucho más malos, haciendo explosionar vehículos que recorren calles a gran velocidad para asesinar a unos delincuentes perversos, sin razón y escasa lógica.
Pero vayamos a cifras concretas de lo más consumido en cine:
“Ocho apellidos vascos”, fue la película más taquillera en España durante el año 2.014.   Recaudó 56 millones de Euros.
La tercera con 12 millones fue: El Origen del planeta de los Simios.
Un buen futuro nos aguarda.

Texto e Imagen:  Miguel A. Méndez González

alientodecristal@gmail.com

6 comentarios sobre “Un buen futuro nos aguarda…

  • el 15 de agosto, 2015 a las 9:05
    Permalink

    A mis sobrinos les pasa igual, quieren acción continua en televisión, solo les gustan los dibujos violentos. Tendría que haber un mayor control. No todo es válido para los niños. Al final es triste darse cuenta que una película como ET, no les llega. Yo tengo 41 años y disfruté un montón viéndola, cuando solo era un mocosillo.

    Saludos.

  • el 15 de agosto, 2015 a las 13:52
    Permalink

    Si, es muy triste comprobar las películas que gustan hoy día. Tienes toda la razón, yo hace bastantes años que no piso un cine, porque salía muy decepcionada.

    Un saludo afectuoso.

  • el 16 de agosto, 2015 a las 0:12
    Permalink

    No tengo mucho tiempo para ver películas pero siempre que enciendo la TV la mayoría de las noticias son por sucesos violentos,lo mismo ocurre con las películas. El otro día escuche una conversación entre dos chicos,uno de ellos comentaba que se están pasando porque al cuento de los tres cerditos ahora le incorporan moto sierra.

  • el 16 de agosto, 2015 a las 0:16
    Permalink

    Es una fantástica reflexión. No se pueden exteriorizar sentimientos que no se han interiorizado. Lo has reflejado tan bien que no hay nada más que añadir. Es una pena pero… é o que hai.

  • el 16 de agosto, 2015 a las 12:51
    Permalink

    Si, un mal futuro, solo nos salvamos en solidaridad, pero nuestro nivel cultural cada día desciende en picado.
    Un buen artículo. Felicidades.

  • el 17 de agosto, 2015 a las 17:58
    Permalink

    La sociedad se dirige hacia oscuros rincones y nosotros lo permitimos. El cine solo es un reflejo de lo que está pasando.

    Saludos

Comentarios cerrados.