El enamorado de Vigo

Sanz

Policarpo Sanz Souto nació en Marín el 25 de enero de 1.841 y falleció en Paris en 1.889.  Era hijo de una viguesa y un peluquero tudense quien se consideraba vigués por haber vivido aquí desde su infancia. Por eso no es de extrañar que su hijo también se considerara vigués y tuviera tanto amor a esta ciudad.
Policarpo Sanz emigró a Cuba para trabajar como empleado de banca, llegando a ser hombre de confianza de sus jefes. Así conoció y trabó amistad con José García Barbón quien poseía allá una entidad bancaria.
Se casó con Irene de Ceballos,  rica heredera cubana hija de un importante industrial español, con lo cual logró acrecentar su fortuna.
Murió muy joven a la edad de 48 años,  sin poder cumplir su deseo de volver a vivir en Vigo.  Antes de morir hizo testamento en Nueva York legando todos sus bienes a la ciudad de Vigo,  si bien haciendo usufructuaria a su esposa, quien falleció en Madrid en Agosto de 1.935.
En su testamento legaba a la ciudad su colección de arte compuesta de 94 cuadros de diferentes escuelas europeas de los siglos XVII, XVIII y XIX y 3 copias de maestros antiguos expuestas actualmente en el Museo de Castrelos.
IreneAdemás dejó dispuesto que con su dinero se construyese un instituto al que se le pondría el nombre de Santa Irene,  en recuerdo de su esposa para que estudiasen los hijos de los pobres de manera gratuita y los de los ricos pagando una cantidad que contribuiría al mantenimiento del mismo.  Este edificio también debería  haber albergado su colección de pinturas pudiendo visitar este museo uno o dos días a la semana gratis, debiendo pagar los otros días 1 peseta asimismo la visita sería gratuita para los artistas. Este último deseo no se cumplió,  ya que la colección se conserva en el Pazo de Quiñones de León.
Otro de sus deseos fue que construyesen un hospital para los pobres,  el cual actualmente  conocemos como Hospital de Nicolás Peña. Al igual que con el instituto especificó cómo debería invertirse el dinero, incluido el gasto en material médico gracias a lo cual se dotó a dicho hospital de una máquina de Rayos X de la marca Siemens,  la primera que hubo en Vigo.
Garcia barbónLa ciudad en agradecimiento le dedicó la calle que va de la Puerta del Sol a la calle Colón,  en donde se halla el Teatro de García Barbón,  (actualmente denominado Afundación) y el museo Casa de las Artes en donde se puede contemplar el archivo Pacheco.
Gloria.

 

3 comentarios sobre “El enamorado de Vigo

  • el 6 de agosto, 2015 a las 8:55
    Permalink

    Estupendo trabajo sobre la figura de Policarpo Sanz.

    Muchas felicidades Gloria por recuperar una documentación que como yo, seguro, muchos desconocíamos.
    Miguel.

  • el 7 de agosto, 2015 a las 13:57
    Permalink

    Hola Gloria, me ha parecido muy interesante lo que has escrito porque creo que es bueno recordar a la gente que pasó por este mundo que han hecho o aportado cosas tan beneficiosa para la ciudad y para nuestro bien. A partir de ahora y gracias a ti siempre que pase por la calle Policarpo Sanz me acordaré del enamorado de Vigo.
    Te deseo todo lo mejor
    Atentamente
    Guadalupe Aguilera.

  • el 11 de agosto, 2015 a las 0:06
    Permalink

    Muy interesante todo lo que forma parte de la Historia de la ciudad donde vivimos. Es de justicia conocerla y valorarla. Gracias, Gloria.

Comentarios cerrados.